Anuncios
Anuncios
3

Si te has propuesto bajar unos kilos de más o simplemente mantenerlos, esta bebida puede ser una gran aliada para lograrlo. No sólo va a acelerar el metabolismo, sino que también sirve perfectamente para hidratar el cuerpo y enriquecerlo con muchas vitaminas valiosas y oligoelementos.

Un vaso de zumo de limón es una de las formas más eficaces, baratas y sobre todo, saludables para ayudar a deshacerse de exceso de peso.

¿Por qué en ayunas?

A menudo, inmediatamente después de despertarnos nos falta fuerza y a pesar de estar recién levantados, nos sentimos cansados y aún con sueño. También si tenemos problemas estomacales, el agua con limón sera nuestro aliado ya que estimula el tracto gastrointestinal y hace que comience a trabajar más rápido, desde la mañana.

Anuncios

Al tomarlo en ayunas, nos brinda la oportunidad de ser más eficaz y favorecernos con mejores resultados. Además, esta bebida sacia perfectamente la sed y repone la escasez de agua que se crea durante la noche.

Y lo que es aun más importante, estimula el apetito por la mañana, que es útil para las personas que tienen problemas para comer en el desayuno y el desayuno, como bien es sabido es la comida más importante del día y cualquier persona que intente reducir su peso debe adherirse a ella.

Las propiedades del limón

El jugo de limón estimula el tracto digestivo, limpia los intestinos y regula el trabajo y el movimiento intestinal. La vitamina C contenida en el limón es el mayor enemigo de la grasa que acumulamos en las partes del cuerpo como el abdomen, los muslos y las nalgas. Participa de esta forma en todas las etapas de la eliminación de la grasa de repuesto.

Anuncios

La vitamina C reduce el índice glucémico de los productos, reduciendo así los niveles de glucosa en la sangre. La pectina presente en el zumo de limón es la responsable de cubrir las paredes del tracto gastrointestinal y de esta manera evita la adherencia de la comida a los intestinos.

Gracias a su contenido de pectina, disminuye la presión arterial y el colesterol malo (HDL). Además, dicha bebida nos da energía para el día, lo que nos ayuda en el gasto activo.

Recuerda que el zumo de limón se debe de beber recién exprimido y si el agua esta caliente o templada sus efectos serán más recomendables.

Sí no te gusta la acidez del limón, siempre puedes endulzarlo un poco con miel, nunca con azúcar si tu meta es perder peso. Además, la miel te ayudará a fortalecer el sistema inmunológico y mejorar el tránsito intestinal, además de aportarte mas energía para afrontar el día.

¡Cuidado! Para la acción apropiada del agua con el zumo del limón por la mañana, es importante que no bebaso café antes de media hora de haberla tomado. #Alimentación #health #adelgazar