Anuncios
Anuncios

Según los expertos del Hospital San Rafael hay que evitar los "empachos de #Sol" durante el verano y aconsejan una exposición mantenida durante todo el año de no más de 15 minutos. Eso sí, aunque siempre hablemos de lo malo que puede ser el sol para la salud cabe recordar que también es beneficioso para nuestro organismo. Para que no nos perjudique y podamos disfrutar de sus beneficios serán necesarios 15 minutos al día de exposición.

Los beneficios de la exposición controlada al sol

Una exposición continuada y breve al sol puede evitar la falta de vitamina D y evitar así futuras enfermedades óseas. Aunque vivimos en un territorio en el que tenemos muchas horas de sol -principal fuente de vitamina D-, la mayoría nosotros no tenemos los niveles adecuados de esta vitamina.

Anuncios

Parece mentira pero por mucho sol que tengamos no sabemos aprovecharlo bien.

Quisiera recordar que esta vitamina es esencial para la formación y el mantenimiento adecuado de los huesos. Para paliar este déficit y prevenir las enfermedades que se derivan, desde el Hospital San Rafael de Hermanas Hospitalarias de Barcelona se recomienda una exposición al sol de 15 minutos al día durante todo el año.

Por lo general, tomamos el sol mucho más en verano que en invierno. De hecho, en invierno a penas lo vemos. Y eso hace que se incremente el riesgo de padecer tumores de #Piel (melanomas) y déficits de vitamina que dan lugar a roturas óseas y otros problemas de huesos y dientes.

¿Qué es lo que hacemos mal?

Primero de todo hay que decir que por mucho sol que se tome en verano, no nos sirve para el invierno.

Anuncios

Es decir, no se generan reservas de vitamina que puedan captarse en verano para luego usar en invierno. Lo único que se puede conseguir es que aparezcan melanomas en la piel.

Además, contra más color vamos cogiendo (más morenos nos pongamos), menos vitamina D sintetizaremos. Nuestra piel es "lita" y frente al ataque solar se defiende, entonces lo que hace es generar una mena de protección natural que hace que puedan atravesarla menos rayos ultravioletas, que son los que nos ponen morenos pero también los que permiten que se sintetice vitamina D.

¿Cómo hay que hacerlo?

Aunque parezca mentira lo que voy a decir hay que tomar el sol sin protección solar. ¡Cuidado con esta lectura! Se debe exponer el cuerpo al sol, sobre todo en zonas como brazos, cuerpo, car y escote sin cremas que impidan el paso de los rayos ultravioletas solo 15 minutos. Luego hay que poner protección solar para que el sol que nos vaya a tocar si vamos a comprar, al parque, a pasear o a la piscina, por ejemplo, no empiece a hacer de las suyas y nos provoque manchas y melanomas, entre otros males.

Anuncios

Además, tampoco se tiene que hacer a cualquier hora. Siempre debe ser antes de las 12 horas del mediodía, nunca a la hora del mediodía o de la siesta. O, si no, a partir de las 17 horas de la tarde. Si se hace entre las 12 del mediodía y las 17 de la tarde aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel.

Para aquellas personas que tienen manchas en la cara o en ciertas zonas del cuerpo aconsejo que se pongan protección solar media hora antes de tomar el sol sólo en las zonas en las que quiera evitar la aparición de más manchas. O que se oscurezcan las existentes. Y el resto de cuerpo no lleve protección (por ejemplo brazos o piernas), no es necesario que todo el cuerpo esté expuesto para captar la vitamina D.

¿Qué pasa si nos falta vitamina D?

Si nuestros niveles de vitamina D son bajos tendremos un déficit de absorción de calcio. Es decir, nuestros huesos estarán desmineralizados, débiles, frágiles. De hecho, el déficit de calcio en huesos puede dar problemas como raquitismo, en el caso de los niños, o como osteoporosis, cuando ya somos adultos. Y no sólo afecta a nuestro esqueleto óseo sino que los músculos también se ven perjudicados por la falta de vitamina D. Es lo que se conoce como miopatía proximal.

Todos podemos tener déficit de vitamina D aunque el hecho de que a partir de los 50 años el cuerpo no la sintetice tanto como antes hace que sea a partir de estas edades cuando se dan más problemas. Y aún peor en las mujeres, puesto que cuando entran en la etapa de menopausia el cambio hormonal provoca a su vez una pérdida de calcio. Es muy importante tener en cuenta esto para evitar padecer osteoporosis. Según las estadísticas, el 50% de las mujeres de más de 50 años padece osteoporosis.

¿Qué podemos comer para tener más vitamina D en el cuerpo?

Los alimentos naturales que contienen más vitamina D son pocos: pescado azul, aceites de pescado y algunos vegetales o cereales. También es aconsejable que elijamos los productos que vayan enriquecidos con vitamina D cuando vayamos a comprar En los países nórdicos se consume más este tipo de productos y son los países que presentan menos problemas derivados de la falta de vitamina D y eso que no son países que destaquen por sus horas de sol precisamente. #vitaminaD