A veces la noche se nos va de las manos. Se pasa un buen rato con mucha risas, demasiado vino y pocas horas de sueño. Y, claro, al día siguiente hay que hacer frente a las obligaciones y hay que ir a trabajar.

Y, una de las características de la #resaca es que parece que todo va a cámara lenta y te cuesta más de lo normal hacer frente a nuestras responsabilidades adquiridas por nuestro puesto de trabajo. Por otro lado, las resacas no se pasan igual que cuando se tenían cuando se era estudiante y sólo un 25% de la población tiene suerte y no sufre las terribles resacas .

¿Cómo lograr que no se note la resaca en la oficina?

1. Bebe mucha agua.

La mayor parte de los males relacionados con la resaca vienen por la deshidratación, ya que se suele ir más al baño porque, por ejemplo, las cervezas dan muchas ganas de ir y suele ser una ecuación perfecta. Esto provoca una importante pérdida de sales minerales y vitaminas que son esenciales para tu #Salud. Por esa razón es muy importante beber agua o, mejor, bebidas isotónicas que te van a ayudar frente a la pérdida de sales minerales de la noche anterior. Si no tienes bebidas isotónicas cerca puedes hacerte una "casera". Sólo vas a necesitar agua con sal, azúcar y bicarbonato (lo puedes comprar en un supermercado o en una farmacia). Y en caso de tomar un refresco, los mejores son los de lima-limón o tipo Sprite. Eso sí, no se recomienda beber infusiones o té ya que harán que sea mucho más lenta la expulsión del alcohol de nuestro cuerpo.

2. Los ojos son el reflejo del alma. El alcohol va a provocar que se dilaten los capilares, además de que tras una noche de fiesta se suele dormir poco y mal, por lo que vamos a tener una mirada más enrojecida de lo normal. El remedio más express es utilizar colirios, aunque no se recomienda abusar de ellos. Pero, ¿qué sucede con las ojeras marcadas o con el hinchazón? Ten una cucharilla de café en el congelador y déjala unos minutos en cada ojo o hazte una infusión de manzanilla y coloca la bolsita sobre las ojeras unos minutos. También puedes apostar por un corrector de ojeras, con efecto iluminador, para dejar de tener ojos de oso panda.

3. Una buena ducha. Antes de ir a trabajar, "pégate" una buena ducha. No sólo te va a despejar también hará que el olor a alcohol desaparezca de tu piel. Lávate bien el pelo para que desaparezca el olor a tabaco y a sudor. Y no te olvides de lavarte bien los dientes (y la lengua) con más conciencia que en un día normal, emplea colutorio y masca chicle o tómate unos caramelos. Incluso, beber un zumo de cítricos hará que nos huela menos el aliento.