¿Quieres dejar de fumar o conoces a alguien que esté deseando abandonar este hábito? Pues, hay una serie de alimentos que te pueden ayudar y mucho.

Ayer, 31 de mayo, fue el Día Internacional contra el Tabaquismo, que a pesar de todas las campañas que se han realizado y la información que se tiene nos encontramos que todavía un 30% de las muertes en España están relacionadas con el #tabaco.

Y dejar este hábito es muy complicado (hay personas que tardan años en dejarlo). Pero, los expertos aseguran que si seguimos una dieta adecuada nos va a costar mucho menos y lograremos deshacernos de la nicotina de manera definitiva.

Además está demostrado que hay alimentos que ayudan a controlar la tan temida ansiedad que suele aparecer durante las primeras semanas que pasamos sin fumar y así no acabaremos engordando, otro de los efectos que más miedo provoca a los fumadores.

Anuncios
Anuncios

- Alimentos ricos en proteínas. Por ejemplo, los huevos, las carnes o todo tipo de lácteos. La proteína tarda más tiempo en digerirse por lo que nuestro metabolismo se acelerará y equilibraremos la lentitud causada por la falta de nicotina.

- Vitamina C, imprescindible. Todos los alimentos ricos en vitamina C sean antes o después de las comidas principales, nos sacian. Por ejemplo, las naranjas, frutos rojos, el limón, los kiwis, el brócoli, el pimiento crudo o las coles.

- Alimentos ricos en vitamina A. La vitamina A va a reparar los radicales libres que suelen originar el tabaco en el cuerpo. Por ejemplo, los tomates, la calabaza o las remolachas (suelen ser alimentos de color naranja o de color rojo). También se recomienda el empleo del diente de león, las espinacas y los espárragos.

Anuncios

- Alimentos con zinc. Para hacer frente a los problemas respiratorios muy típicos en el caso de los fumadores. Así tenemos los higos, el apio, las patatas y las berenjenas.

- El selenio para el corazón. Por ejemplo, tenemos el arroz integral y la avena que van a reducir las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón que suelen ser provocadas por el hábito del tabaco.

- Alimentos con vitamina B. Para hacer frente a la ansiedad y al estrés, por ejemplo, tenemos las avellanas, las nueces, los cereales integrales, la levadura de cerveza o las verduras.

- El magnesio. Los alimentos ricos en magnesio nos ayudarán a sentirnos menos nerviosos, como son el germen de trigo, las espinacas o las judías.

Y, muy importante, jamás hay que saltarse las cinco comidas diarias y evitar el té, el café o las bebidas con azúcar. #Alimentación #adicción