Cuando vemos un anuncio de bebida light, se suelen centrar en el hecho de poder perder peso, no consumir azúcar, llevar una vida mucho más saludable...

Pues bien, cada vez hay más estudios que demuestran que el consumo de bebidas azucaradas son peligrosas para la salud, ya que, aumentan la posibilidad de sufrir obesidad o diabetes; pero, también, cada vez hay más estudios que señalan los efectos negativos que tienen las conocidas como bebidas "#light" en nuestro organismo.

Ya sabemos que muchos gobiernos están tomando la decisión de llevar a cabo campañas en contra de las bebidas azucaradas (reducir su tamaño, aumentar su precio a través de un aumento de impuestos -que es lo que ha hecho Cataluña, a pesar de que el PP no ha querido hacerlo, a nivel nacional, a causa de la presión del lobby alimenticio).

Pues bien, el último estudio realizado por la Universidad de Bostón, ha dejado claro que el consumo de refrescos, que sean de tipo light, puede llegar a provocar problemas como puede ser sufrir demencia.

La muestra de esta investigación han tenido lugar entre personas de edades superiores a 60 años; ya que la enfermedad de la demencia no aparecen en edades más tempranas. A lo largo de una década se hizo un seguimiento exhaustivo de las personas que formaban parte del estudio (desde 1991 a 2001) y se comparó con el número de personas que han sufrido la enfermedad; durante ese mismo período.

Pues bien, aquellas personas que bebían entre una y seis bebidas endulzadas, de manera artificial, a lo largo de toda la semana, eran 2,6 veces más propensas a la hora de sufrir un accidente cerebrovascular, de tipo isquémico; pero, no llegaban a desarrollar la temida demencia, según podemos leer en la CNN.

Muchas investigaciones ponen el grito en el cielo sobre los productos que se emplean a la hora de endulcorar este tipo de bebidas y cómo su consumo puede estar detrás de diversos problemas cardiovasculares, depresión...

Cada vez son más los países que deciden llevar a cabo acciones en contra de este tipo de bebidas, penalizando su consumo. Esta demostrado que provocan adicción, problemas de obesidad en los niños... Por tanto, los anuncios de las bebidas light, supuestamente, serían un engaño; ya que, justamente, las bebidas light provocan problemas más serios para nuestra salud que las bebidas "normales".

¿Crees que deberían tomarse acciones más duras contra este tipo de productos light? #Azúcar #operacionbikini