No hay sensación más maravillosa que la que se tiene al experimentar un orgasmo. Sin embargo, te sorprenderías de saber que para algunas personas en el mundo, esta respuesta corporal es todo menos placentera. Se trata de los afectados por el Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica (POIS), una condición que se presenta exclusivamente en los hombres y cuyas consecuencias, son desagradables síntomas.

Mareos, fiebre y hasta diarreas son los más comunes de este trastorno, y al contrario de lo que se puede suponer no duran solo un instante, sino que se pueden prolongar por semanas completas, dejando a los afectados incapaces de tener relaciones o trabajar con normalidad.

Anuncios
Anuncios

Se estima que en el mundo, unos 450 hombres padecen este trastorno tan peculiar.

Marcel Waldinger, neurólogo especialista, es una de las personas que más se han dedicado a estudiar dicha condición, descubierta en el 2002 por investigadores de la Universidad de Utrecht.

Aunque todavía no ha dado con una causa concreta para padecer el síndrome, no descarte que esté ligada con algún desequilibrio en los niveles de testosterona o en la hipófisis. Hay quienes sugieren que una reacción alérgica al semen también puede ser probable.

No obstante, la poca información y los variados síntomas que presentan los afectados, hacen que sea muy complicado establecer un patrón específico.

David es uno de los hombres que en silencio padecen POIS. Según su experiencia, desde que entró en la adolescencia el solo hecho de tener un sueño húmedo era terrible; sobretodo en época de exámenes, ya que se ponía tan mal que en ese entonces temía suspender sus materias.

Anuncios

Hoy ha aprendido a sobrellevarlo y a reprimir sus impulsos sexuales, pero hay muy pocas veces al año que no puede evitar eyacular. Ver desnudos empeora su situación (no puede ver Juego de Tronos debido a sus escenas explícitas) y por consiguiente, también se le ha dificultado encontrar una pareja estable.

Dentro del foro POIS Center, los pacientes de POIS se reúnen para brindarse apoyo mutuo. #Sexualidad #Salud