Ana Vallet optó por la vía difícil, la de cambiar de hábitos al comprobar que no llevaba la vida que deseada. La creadora de la web sobre vida sana y saludable wellnessjuice, es también autora de “Adicción al azúcar”.

¿Cuánto más costosos son los productos que deberíamos comer?

Compramos muchos productos innecesarios que ocupan el lugar de la comida real. Creemos que necesitamos cereales de desayuno, galletas, chocolate a la taza, crema de avellanas, sirope de ágave, tostadas, helados, embutidos, yogures, natillas, flanes, salsas, tortitas de arroz o de maíz, pan de barra, pan de sándwich, pan de pita, etc. Llenamos nuestra cocina con productos que no nos aportan muchos nutrientes y nos cuesta ver que dejando de comprar muchos de estos productos podríamos invertir en comida real de calidad (carne de pasto, pescado salvaje, fruta y verdura ecológica, aceite de oliva virgen extra, huevos camperos).

Anuncios
Anuncios

Por otro lado adquirimos muchos productos etiquetados como saludables pero que no lo son en absoluto. Por lo general, los productos “sin azúcar”, “sin gluten”, “bajo en grasa”, “sin lactosa”, “reducido en sal”, etc. son más caros solo por llevar estas etiquetas. ¿Quieres comer sano? Opta por #Alimentos frescos sin ningún procesamiento o procesados mínimamente y aprende a cocinar.