Aunque las aguas están divididas, cada vez son más los expertos que aseguran que el consumo de azúcar perjudica notablemente la salud. Ana Vallet es una de esas personas que se ha sumado al cambio radical y ha editado “Adicción al azúcar: el método definitivo para vivir sin azúcar y ser libre”.

¿Cuáles son los hábitos más perjudiciales que solemos tener?

Uno de los hábitos más perjudiciales que tenemos es basar nuestra alimentación en productos procesados, que son altos en calorías y pobres en nutrientes. Además en la mayoría encontramos azúcar, harinas refinadas, grasas trans y aditivos.

Sin embargo aunque la alimentación juega un papel importante en la salud, no es el único factor que influye en ella. Hay otros hábitos de estilo de vida también muy importantes que tendríamos que cambiar.

Es importante exponernos al sol para no tener deficiencia de vitamina D y también estar en contacto con la naturaleza. Nos pasamos los días encerrados en casa, en la oficina, en el gimnasio, en el bar, en el centro comercial… Estamos fisiológicamente adaptados a la naturaleza pero vivimos alejados de ella. Descansamos poco y mal. Dormir es una función vital, no tendríamos que necesitar pastillas para dormir.

Otro mal hábito es movernos poco. Estamos todo el día sentados y pensamos que ir al gimnasio una hora lo soluciona, pero no es suficiente.

¿Qué enfermedades crees que podríamos evitar teniendo una alimentación consciente?

Ya no se trata de evitar enfermedades sino de ganar calidad de vida. Se dice que la esperanza de vida ha aumentado, vivimos hasta los 80 años pero hay mucha gente que empieza a “morir” a los 25: falta de vitalidad, digestiones pesadas, problemas con el sueño, dolores de cabeza, dolores menstruales, dolores de espalda, reflujo gástrico, estreñimiento, alergias, ansiedad, etc. ¿Es esto vida? Creemos que por ser lo común es lo normal pero estamos muy equivocados. Una alimentación basada en comida real, que nos sacie y que nos nutra es esencial para vivir cada día con ganas y vivacidad y no como si sintiéramos que algo va tirando de nosotros. Sin energía uno no puede hacer su trabajo bien, no puede cuidar bien de sí mismo ni de su familia, no puede disfrutar de la vida.

Hace unos días, un oncólogo reconocía la importancia de cambiar la dieta para prevenir y curar el cáncer. ¿Qué #Alimentos consideras son los más tóxicos para nuestra salud?

Creo que el cáncer es una enfermedad multifactorial y aunque la alimentación juega un papel muy importante, también han de tenerse en cuenta otros factores. Habiendo aclarado esto, en mi opinión los alimentos más tóxicos para la salud son sin duda los ultraprocesados. Entiendo que en la actualidad puede resultar complicado prescindir de comida ya preparada por la falta de tiempo, pero tendríamos que consumirlos de forma puntual y no habitualmente. También tengo que decir que hay productos procesados mínimamente, por ejemplo algunos alimentos en conserva, que no los incluiría dentro de los más tóxicos.

Se suele asociar a una alimentación sostenible o sana con un encarecimiento de la cesta de la compra

Deberíamos de plantearnos la pregunta al revés: ¿Por qué la alimentación que no se considera saludable es tan barata?

¿Cuánto azúcar de más consumimos a diario sin necesidad?

Mucho. Y no se trata solamente del azúcar de mesa. Mucha gente piensa que no consume nada de azúcar porque se toma el café sin endulzar o no come bollería, pero el consumo excesivo de productos hechos con harinas refinadas como la pasta y el pan también tienen un efecto metabólico en el organismo.

El problema es que el estilo de vida occidental se basa en una alimentación que se excede en carbohidratos de rápida absorción, sobre todo productos hechos con harinas, azúcar y grasas trans. Y además del impacto en la glucosa que provocan no nos aportan ningún tipo de nutriente.