En "Más Platón y Menos Prozac", Lou Marinoff, construye un puente en el camino hacia la filosofía, mostrándonos como ella puede sernos de gran utilidad para encarar desde las más intricadas hasta las más elementales situaciones que el devenir del ser humano va presentando.

Este filósofo canadiense parte de dos ideas centrales en su escrito, primero que se hace mayor el número de personas que encuentran insuficientes las herramientas que tanto la psicología como la psiquiatría ofrece para ayudarles a resolver sus problemas, según el autor, las largas sesiones con el psicoanalista de turno, sólo nos hace remontarnos a sucesos anteriores de nuestra vida, buscando la causa del problema que tenemos "ahora", en hechos pasados, y no aporta las soluciones para el problema.

Y en la psiquiatría ven al paciente como un potencial enfermo mental, y con recetarles una y mil pastillas pueden dar solución a la situación que enfrenta la persona, pero esa es sólo momentánea y no ataca la raíz del problema. Marinoff propone el diálogo utilizando la racionalidad como el mejor instrumento junto a los ofrecidos por los filósofos a lo largo de la historia para analizar distintas situaciones. El segundo planteamiento consiste en que cada persona tiene su "propia filosofía de vida", tiene conocimientos, sabe distinguir entre lo bueno y lo malo, sólo necesita darle orden a ello para tener un pensar claro y forjar así la mejor manera de actuar ante la vida. Es tarea del filósofo asesor guiarlo en ese camino, el de construir su propia filosofía de vida

Durante el desarrollo del libro, propone un método el cual es el utilizado por el mismo autor en sus consultas para guiar el diálogo y así ayudar a la persona a llegar a una solución.

Este proceso lleva el nombre de PEACE, el cual es un acrónimo, cada letra es la inicial de una de las etapas del proceso: problema, emoción, análisis, contemplación y equilibrio

 

(P)roblema y (E)moción

Son las dos primeras partes del proceso y se realizan de manera casi inmediata o natural por la persona. El primer paso se trata de identificar el problema, cuando atravesamos una situación que nos es desfavorable nos damos cuenta de ella y buscamos ayuda de algún tipo como mecanismo inmediato de reacción. En la segunda etapa, Emoción, nos habla de identificar, ¿cómo me hace sentir el problema que estoy teniendo? Según el autor es en esta etapa donde se queda la psicología y la psiquiatría estancada y por ello considera algo acotada su utilidad.

(A)nálisis

Durante este punto del proceso, la persona que solicita la consulta deberá enumerar todas las soluciones posibles a su problema, siendo la ideal aquella que logre subsanar los conflictos generados.

(C)ontemplación

En este momento de la consulta, la persona que está siendo guiada por el filósofo tiene mucho más claro el panorama acerca de su problema y puede tener un visión sinóptica del mismo.

En palabras de Marinoff: "En lugar de detenerse en un árbol determinado, estudia el contorno del bosque. Es decir, cultiva una visión filosófica unificada de su situación en conjunto". Luego de eso, la persona estaría lista para considerar enfoques filosóficos para, con elllos, tratar el incoveniente que le afecta. Hay un sinfín de caminos que ofrecen las distintas filosofías existentes. 

(E)quilibrio

Etapa final del proceso PEACE. Aquí, como el mismo título dice, la persona logrará entrar en cierto equilibrio consigo mismo, asumirá el problema y cargará con las consecuencias de las decisiones que tome. Apropiándose de las herramientas obtenidas para usarlas en futuras ocasiones.

  #Filosofia #Cultura