Desde hace algunos años, es  más común ver anuncios relacionados con las #bebidas energéticas que hacen especial énfasis en sus efectos positivos y casi milagrosos dentro de nuestro cuerpo.

Estos productos se relacionan directamente con un tipo de sustancia líquida, la cual está compuesta por una serie de ingredientes que ayudan a que las personas puedan tener energía. La energía del cuerpo se obtiene de los #Alimentos que consumimos, sin embargo estas reservas se van agotando, especialmente si tenemos una serie de actividades demandantes, por eso muchas personas, consumen este tipo de productos. 

Bebidas energéticas ¿son tan milagrosas como prometen?

Diversos estudios se han llevado a cabo teniendo en cuenta la influencia y los efectos que puede producir este producto en la #Salud, especialmente si las personas exponen su organismo a un consumo masivo.

Anuncios
Anuncios

Los estudios han revelado que cerca del 32% de las personas adultas han bebido estos productos.

Pero ¿saben las personas cuáles son los riesgos de estos componentes para su salud? Esta es la pregunta clave y más importante, puesto que en muchos casos por desconocimiento solemos causarnos graves consecuencias físicas internas que pueden no ser reparables, veamos algunas de ellas:

  1. Riesgos cardiovasculares: uno de los riesgos a los cuales se ven sometidas las personas que consumen estas bebidas energéticas, es que pueden desarrollar deficiencias cardiacas. Sobre todo si ya poseen algún tipo de antecedente relacionado con el corazón.
  2. Problemas digestivos: otro de los riesgos se relacionan mucho con los problemas digestivos, personas con cuadros de diarrea, dolor estomacal, úlceras o inflamación del colón son algunos de los efectos. También es importante mencionar que las personas con este tipo de antecedentes o con gastritis deben evitar consumir estos productos.
  3. Problemas neuronales: debido a las sustancias estimulantes que poseen estas bebidas, muchas personas pueden verse afectadas desde una perspectiva neurológica. Esto se debe a que pueden desarrollar cuadros de dependencia, o de ansiedad debido a las sustancias.

Estos son algunos de los riesgos, aunque no debemos olvidar que también los estudios realizados a las bebidas energéticas, nos han permitido determinar que la mezcla de estas con bebidas alcohólicas pueden potenciar aún más los riesgos descritos, haciendo entonces que cualquier persona pueda sufrir un infarto, por ejemplo.

Anuncios

Antes de consumir estas bebidas siempre es recomendable recurrir a una alimentación balanceada acompañada de descanso, para que podamos tener fuentes de energía saludables. #Deportes