Un reciente estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación del Cáncer de la ciudad de Londres ha concluido que la costumbre que muchas personas tienen de dejar alguna luz encendida en la habitación mientras duermen puede estar relacionada de algún modo con el aumento de peso.

El cuerpo humano tiene sus propios ciclos naturales y funciona según un delicado equilibrio que se puede romper con facilidad. Esta podría ser, aunque de modo muy general, una explicación para los resultados obtenidos por el mencionado instituto londinense tras estudiar los casos de 113.000 individuos.

Lo que dice el estudio

La participación de esta gran cantidad de mujeres ha permitido la clasificación de las mismas en grandes grupos según la cantidad de luz que suelen tener en su dormitorio durante las horas de sueño.

Anuncios
Anuncios

De este modo, la división se ha realizado en función de si la luz en la habitación es suficiente para leer de forma cómoda, si leer resulta imposible pero se ve bien para moverse por la habitación o, en el caso de los dormitorios más oscuros, si resulta difícil distinguir la propia mano situada ante la vista.

Tras el estudio de las características físicas de cada mujer, así como de sus condiciones durante el sueño, los investigadores ha notado una notable diferencia con un aumento en las cifras de peso corporal en aquellas mujeres que duermen con algún nivel del luz en su habitación.

¿Qué conclusiones se pueden extraer de este estudio?

No existe una evidencia suficiente en las pruebas obtenidas con esta investigación como para determinar que dormir en un entorno oscuro tendrá una relación directa con la pérdida de peso o pueda evitar la obesidad.

Anuncios

Sin embargo, es posible que un entorno sin luz suponga un medio mucho más favorable para alcanzar las fases más profundas del sueño y, por tanto, garantice un mejor descanso repercutiendo directamente en diversos factores relacionados con la #Salud y, de forma indirecta, con la obesidad entendida como un elemento derivado de dichos problemas.

En cualquier caso, apostar por el mejor descanso es siempre una garantía de mejora para todos los aspectos relacionados con la salud y debe ser perseguido siempre por personas sanas, así como por aquellas que sufran cualquier dolencia, también de obesidad. #Ciencia