Besar nos proporciona una de las mejores sensaciones que podemos experimentar y se trata de la forma más clásica de demostrar nuestro afecto hacia alguien especial. A ciencia cierta, los seres humanos aún no somos capaces de explicar a qué se debe el impulso de besar en la boca para demostrar el nivel de atracción que sentimos por otra persona. Sólo se reconoce como una conducta instintiva que nos permite conectar física y emocionalmente con alguien que nos provoca sentimientos de atracción. ¿Cuántos tipos de besos existen? ¿Cómo podemos definirlos? Descubre los más recomendados por el Kamasutra y conviértete en un experto. #Erotismo #Salud

  • Beso de lado: Es uno de los más comunes y sucede cuando ambas personas inclinan la cabeza hacia lados opuestos a fin de obtener un mayor acceso a la boca. Los labios tienden a encajar mejor y se puede llegar a la lengua con mejor facilidad.
  • Beso con presión: Se trata de un beso en los que se demuestra por completo la fuerza de la pasión. Los labios se presionan firmemente y, de vez en cuando, se genera un extra de presión que hace que los dientes lastimen.
  • La lucha de la lengua: Sí, es una expresión un poco extraña para definir un beso, pero lo cierto es que se trata precisamente de eso. No sólo se trata de un encuentro con los labios, sino que también se genera una exploración total de la boca. Las caricias con lengua recorren toda la boca de la  otra persona. Y cuando decimos “toda”, se incluye dientes y encías.
  • Beso con palpitaciones: Empieza cuando se inician los juegos previos o simplemente cuando quieres consentir a tu pareja. Son pequeños #Besos que esparces a todo lo largo de sus labios y comisuras.
  • Besos distracción: Aunque se parece mucho al explicado con anterioridad, lo cierto es que no sólo ocupa la zona de los labios. También puede incluir otras áreas como la frente, ojos, mejillas, cuello y demás.
  • Besos de demostración: Es aquel que solemos dar en lugares públicos y con en el que apenas logramos un contacto con nuestra pareja.
  • Besos del viajero: Es un paseo por diversas zonas erógenas de nuestro amante. Este beso tiene como finalidad la excitación y, para lograrlo adecuadamente, debes tomarte el tiempo suficiente para disfrutar de cada zona del cuerpo que besas.
  • Beso superior: Se genera cuando uno de los dos toma el labio superior del otro y lo chupa o muerde ligeramente.
  • Besos con uno o dos dedos: Tienen un sentido mucho más crudo, y es imprimirle la mayor sexualidad a la situación. Se utilizan los dedos para recorrer la boca de la otra persona e incluye de autoridad en los que puedes pedirle que los chupe.