Los expertos aseguran que es una droga más, como el tabaco o el alcohol, a pesar de que en las bolsas de azúcar no haya advertencias de ningún tipo. De hecho, muchos la califican como la más peligrosa de todas, pues también es la que tiene un acceso más fácil y cómodo. Su nivel de adicción es tremendo, y es que nos encontramos ante el que posiblemente sea el único alimento cuyo deseo de consumo no llega a saciarse nunca del todo.

Sería necesario que el Gobierno tomase medidas al respecto y alertase de lo nocivo que puede resultar para la salud su consumo desmedido. Igualmente , algunos opinan que deberían cobrarse impuestos sobre la droga blanca, así como establecer unos límites sobre cuánta cantidad de azúcar es lícito añadir a los #Alimentos.

Por su parte, las empresas también deberían tomar la iniciativa e informar a los usuarios sobre los riesgos y consecuencias del consumo de azúcar, y, por supuesto, dejar de abusar del mismo para vender sus productos.

En este sentido, los colegios tampoco deberían facilitar la venta de productos azucarados en comedores o cafeterías, ni las bebidas deportivas tendrían que contener azúcar cuando se supone que nos están vendiendo algo saludable. Se presta especial atención al consumo en menores, pues sin duda es la droga por excelencia de los más pequeños. Los efectos son negativos en todos (diabetes, enfermedades cardiovasculares, caries, grasas…) pero en los niños, los síntomas más frecuentes suelen ser la hiperactividad y el déficit de atención.

¿Eres adicto?

Para saber si eres adicto al azúcar, sólo tienes tienes que analizar la cantidad y la periodicidad con que lo consumes.

En primer lugar pregúntate si eres muy de antojos cuando tienes un mal día, si tu consumo es diario, y si te hace sentir culpable porque crees que es excesivo. Después, piensa en si has intentado dejarlo alguna vez sin éxito, o si ni siquiera te planteas dejarlo porque no te ves capaz o porque lo consideras fundamental en tu vida. Las respuestas a estas preguntas te dirán si eres adicto y cuanto lo eres. #Cáncer #Drogas