En general cuando transitamos momentos tensos no tendemos a escoger alimentos saludables, más bien comidas de valor calórico elevado que aportan una inmediata delicia, hay varios momentos en la vida de cada persona que son casi ineludibles y por diversos motivos entorpecen la rutina afectando a la salud.

Cuando alguien quiere bajar su peso nuestra lógica va a hacernos restringir alimentos que produzcan placer, poco a poco se comenzara a quitar comidas con azúcar, harinas, grasas, o hidratos de carbono, y pensamos que por eso está bien estar de mal humor y sentir hambre; el restringir nos lleva al estrés, haciéndonos comer de más y perjudicando los vínculos con las sociedad.

Anuncios
Anuncios

En una investigación que se realizó sobre el estrés, se demostró que las personas estresadas dejaban de lado su autocontrol, amplificando la recompensa de su mecanismo, por lo que el estrés sí engorda, así que para evadir estas situaciones será bueno que armes un ambiente seguro con alimentos ricos pero en poca cantidad, tan solo lo que vayas a ingerir y nada más, y asegúrate de no dejarlos a tu vista, además lo mejor es planear lo que comes día por día, sólo compra lo que sea necesario.

La clave se encuentra en lo que comemos, puedes comer variado pero en cantidades moderadas, hay que hallar el equilibrio, y notarás el cambio que hace tu cuerpo, puedes comer lo que más te tiente acompañado, si te encuentras solo te descontrolaras, si lo haces en compañía te controlaras porque su mirada será como un anclaje; escoge actividades que te relajen, que brinden goce y te borren la comida de la mente.

Anuncios

Explicaron los especialistas que cuando nos hallamos en situaciones de estrés lo que se nos vuelve fácil es comer lo que nos haga sentir mejor, al no imponernos una dieta o restringirnos nos causa problemas de salud y aumento de peso, no nos permite tener control de nosotros mismos, así que espero que hagas caso de los consejos, te relajes y hagas uso de este articulo de buena manera. Mucha suerte y buenos deseos para tu vida.

  #Globalización #Calidad de vida #Mujer