Si, es verdad ya no son necesarias las cirugías, puedes corregir tu nariz con un procedimiento ambulatorio sin anestesia y solo se tardará quince minutos, se trata de la rinommodelación, hace poco la ciencia hallo la forma de cambiar la forma de la nariz sin procedimientos quirúrgicos, éste es un procedimiento con implantes que se inyectan, y es una perfecta alternativa para quienes tienen el dorso nasal irregular o elevado, o poseen la punta caída o casi sin definir, se aplican rellenos en los puntos que se marcan como estratégicos.

Se puede realizar en el consultorio del médico, por no ser cirugía no precisa ingresarse a la clínica, es un proceso ambulatorio y tarda menos de quince minutos en realizarse, no necesita anestesia, porque los productos que se aplicaran ya la poseen, es imprescindible que previo al procedimiento te realices un estudio sobre tu coagulación y los días previos no deberás ingerir aspirinas, para disminuir el sangrado.

Anuncios
Anuncios

Se puede destacar que los rellenos están permitidos y al aplicarlos con un especialista no migrará, por lo que no sufrirás que el traslade a otro sitio de tu rostro, no causa alergias y como resultado obtendrás una nariz armónica y estilizada, se puede realizar con productos que duren dos o tres años, es poco invasivo y su costo es por mucho inferior a los de la cirugía, y no lleva tiempo para recuperarse porque una vez que se finalizo podrás seguir con las actividades rutinarias.

Este mundo esta colmado de personas que detestan su nariz desde que son muy pequeños, y no tienen nada para hacer contra eso, no cambiara a medida que transcurra los años, no se superara por la adolescencia ni se borrara por encerrarte haciendo ejercicios, por lo que esta es una excelente manera de corregirla.

Y es también por esto que es una de las cosas más pedidas en los consultorios esteticistas, así que no dudes es un buen método sin cirugías, de más bajo costo, sin dolor, quedaras conforme y te hará sentir mejor contigo mismo, has uso de las innovaciones medicas.

Anuncios

#Globalización #Calidad de vida #Mujer