El tema tabú por excelencia es una de las actividades físicas más recomendadas y es que, proporciona una gran cantidad de mejoras en nuestra salud tanto a nivel físico como mental.

Disminuye los niveles de cortisol, hormona del estrés, por lo qué, practicar sexo, puede hacer que disminuyan los niveles de estrés y ansiedad.

Como en cualquier ejercicio aérobico que realices, activas la circulación sanguínea disminuyendo la presión arterial. Aparte, durante la fase previa, segregas testosterona o DHEA (Dehidroepiandrosterona). Estas hormonas actúan protegiendo el músculo cardíaco.

Durante el orgasmo, la mujer segrega gran cantidad de dehidroepiandrosterona y oxitocinas que ayudarían a la protección de diversos tipos de cáncer, entre ellos el de mama.

Mientras que en los hombres, la eyaculación frecuente serviría de ayuda para reducir la probabilidades de contraer cáncer de próstata.

Científicamente está comprobado que las personas que practican sexo mínimo dos veces en semana tienen unos niveles de inmunoglobina un 30% más altos que los que no lo practican a diario, de ahí que el sistema inmunitario se vea más débil y nos acatarremos con más frecuencia.

Si alguna vez te pusieron la excusa de ¨Hoy no que me duele la cabeza¨, tu pareja debe leer esto para convencerse de que el sexo alivia el dolor producido por la migraña. Endorfinas y oxitocinas ayudan a aliviar dolores premenstruales, traumatológicos como musculares, funcionando como un buen analgésico.

Si sufre de insomnio, o siente que su descanso no es el adecuado, pruebe a practicar sexo antes de dormir.

Mejorará su descanso y la calidad del sueño gracias a la melatonina segregada durante la relación sexual.

El sexo estimula la producción de neuronas lo que deriva en la mejora de capacidades cognitivas como pueda ser el caso de la memoria. Si, si, el sexo nos hace más inteligentes.

Mayor probabilidad de no sufrir incontinencia urinaria. Durante las relaciones, la mujer ejercita de manera muy notable el suelo pélvico puesto que se ponen en funcionamiento los músculos de la pelvis.

Sentirse deseado y sentir como tu pareja se excita contigo es una forma de mejorar la autoestima, puesto que si nos encanta que el hombre/mujer que deseamos nos mire, coquetee o piropee, esto se multiplica por 1000 a la hora de tener relaciones sexuales con él/ella.

Por supuesto, y sin lugar a dudas, es ejercicio, ejercicio cardiovascular aeróbico y como tal, adelgaza. Si estás pensando en ponerte a dieta, desecha la idea y practica sexo a diario con tu pareja. En unos meses verás los resultados.

Y como colofón, segregamos endorfinas, que son las causantes de nuestro bienestar y felicidad contribuyendo a una mejorar de la pareja, aumentando la comunicación y la confianza mutua.

Después de conocer todos estos datos, no sé a qué estás esperando para ponerlo en práctica con tu pareja. Disfruta la vida y sobre todo sé feliz. #Calidad de vida