La diabetes tipo 1 tiene la peculiaridad de que no está relacionada con los “achaques” de la edad. Al contrario, suele ser diagnosticada tanto en niños como en adolescentes. Sin embargo, su incidencia está aumentando con rapidez, con un incremento anual calculado de un 3%, y representando entre el 5 y el 10% de los casos totales de diabetes mellitus. La tasa más alta se da entre los adolescentes, por lo que cuando es descubierta en adultos suele ser recibida como un “chorro de agua fría”. Una noticia que poco a poco tendrán que asimilar, y descubrir que si bien no pueden llevar la vida que han tenido hasta entonces, sí pueden adaptar su estilo de vida y tener una vida completamente normal.

Anuncios
Anuncios

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune y metabólica, en la que el páncreas no es capaz de generar la hormona insulina necesaria para metabolizar la glucosa en sangre. Por ello, lo primero que debe hacer el paciente será desterrarse de antiguos mitos y falsedades. En estos tiempos es de gran utilidad dar con los medios online correctos. En la red hay mucha información sobre la diabetes, pero es necesario acertar con las fuentes fiables y las personas correctas.

A Elena Sereno Deudero le diagnosticaron diabetes tipo 1 con 17 años, en 2001, y fue un enorme choque. Le costó meses asimilar su nueva situación. A día de hoy, con 32 años, es un referente en la red para personas con diabetes. Sereno tiene un perfil en Instagram con el nombre de ‘Eurekilla’, al que siguen más de 1.000 personas y en el que ofrece desde explicaciones acerca de la diabetes hasta consejos que pueden servir a las personas con esta enfermedad, pero también a sus familiares y amigos (a los que se les denomina diabetes tipo 3).

Anuncios

Además, tiene un blog, www.eurekilla.com, en el que también da esta información. Sus recursos se complementan con recetas de cocina adecuadas a persona con esta enfermedad (y a cualquiera que decida optar por una alimentación sana), puesto que se calculan los hidratos de carbono para identificar la dosis apta de insulina. Asimismo también enseña manualidades, ya que Elena Sereno es maestra y psicopedagoga.

“Cuando me diagnosticaron la diabetes pasé por un choque inicial, pues es una enfermedad que sobre todo requiere de una dieta equilibrada, hacer deporte y seguir el tratamiento con insulina. Al ser de tipo 1, el páncreas deja de funcionar y no tenemos células que generen insulina, por lo que te la tienes que administrar”, explica Sereno, que añade: “Si eres una persona que no está acostumbrada a un estilo de vida con una dieta equilibrada y deporte, el cambio es mayor porque tienes que empezar a cambiar esos hábitos y limitar esos hidratos de carbono y comer más fruta y verdura”.

Sereno, o lo que es lo mismo, Eurekilla, explica que aunque la gente piense lo contrario, el hecho de tener que inyectarte insulina se asimila bien después del primer mes; sin embargo, lo difícil es adaptar lo demás, la influencia en la vida social y laboral, como por ejemplo que te respeten en un trabajo los horarios de inyectarte la insulina.

Anuncios

“Si estás en una etapa de tu vida con trabajos de muchas horas se te hace más difícil compaginarlo, pero depende del trabajo, de si no te dejan o no adaptar los horarios”, detalla. “Lo ideal es seguir una dieta equilibrada hasta el resto de tu vida, pero también puedes saltártela en fechas señaladas siempre y cuando lo calcules en base a la insulina que debes ponerte”, matiza. #Enfermedades