La mayoría de los fumadores sentimos que nos estamos traicionando o privando de un placer al restringir o eliminar el consumo de tabaco.

En recientes estudios encontramos la explicación científica, y es que según publica NIDA (National institute on drug abuse): "Inmediatamente después de la exposición a la nicotina, hay un estímulo inmediato causado en parte por la estimulación de la droga y la descarga de adrenalina que resulta.  Además la nicotina indirectamente causa una descarga de dopamina en las regiones del cerebro que controlan el placer y la motivación. "

Paralelamente hay cierta creencia (largamente alimentada por las diferentes corrientes de pensamiento y, sobre todo, por las religiones) de que el cuerpo es nuestro enemigo, de que hay que ir en contra de lo que deseamos porque o bien hace daño o bien es pecaminoso… A consecuencia de este paradigma de esta creencia hemos perdido la comunicación con el cuerpo y en definitiva con nuestras verdaderas necesidades y potenciales.

Anuncios
Anuncios

Así es como entramos en la contradicción de buscar placer en una droga, de premiarnos con una droga que sabemos que está arruinando nuestra salud. Entramos en la contradicción "Si fumo me siento culpable y si no fumo siento que me niego algo".

Es esta contradicción la responsable de la mayoría de las recaídas después de haber dejado de fumar.

Yo misma lo he vivido en mis anteriores intentos para superar la adicción: si fumaba no quería hacerlo y me condenaba y si no lo hacia pensaba en que me estaba perdiendo algo y me enfadaba con los que fumaban en mi presencia, me sentía frustrada, hasta que me di cuenta que la lucha conmigo misma era inútil y que la culpa no es lo mismo que la decisión de dejarl

Dejar de fumar porque te sientes culpable es seguir una norma, aunque seas tú mismo el que la ha marcado.

Anuncios

La propuesta del método, que desarrollaré en los siguientes artículos, es que puedas tomar la decisión de dejar de fumar porque has llegado a la conclusión de que es lo mejor para ti en este momento.

Psicopedagogía para dejar de fumar es una metodología para que la experiencia de dejar el tabaco sea un agradable proceso, con el objetivo de que consigas tu propósito de forma natural, aprendiendo dónde están tus recursos a medida que comprendes las creencias que te han limitado hasta ahora, pero sobretodo es una experiencia para recobrar la comunicación con tu cuerpo y con tus necesidades.

Si no quieres recaer en la adicción a la nicotina es urgente que encuentres el placer de alguna otra manera, con un hábito saludable.Te invito a preguntarte:

¿Qué me hace feliz? ¿Qué placer puedo concederme simplemente para disfrutar de el? #Cáncer #Enfermedades #Calidad de vida