El aloe vera, también conocido como sábila entre otros es una planta mundialmente conocida por sus beneficios de belleza y medicinales, e incluso, en algunos países como planta alimenticia. Esta planta se ha utilizado desde el IV milenio  a.C. y a día de hoy es una de las plantas más reconocidas por su fácil obtención y sus múltiples usos en las áreas de la cosmética y de la medicina.

Se caracteriza por ser una planta de tallo corto y grueso que almacena en sus hojas una gran cantidad de agua. Se reconoce fácilmente por sus hojas gruesas y carnosas acabadas en punta que pueden llegar a alcanzar los 50 cm de largo. En sus hojas se almacena el agua en un tejido viscoso, es lo que comúnmente denominamos como “gel de aloe vera” y es la parte que se utiliza en cosmética, medicina y farmacología.

Anuncios
Anuncios

Algunos de los usos del aloe vera más comunes son para la cosmética y la belleza. Esta planta tiene multitud de propiedades que benefician a nuestra piel, dejándola luminosa, brillante y ayudándonos a combatir algunos de los problemas más comunes que podemos sufrir en la piel, como impurezas, arrugas o deshidratación. A continuación te muestro algunos de los beneficios que esta planta, con su gran cantidad de agua, nos aporta para el cuidado de nuestra piel.

Hidrata:

El aloe vera es el perfecto hidratante para la piel reseca debido a su gran cantidad de agua con algunas propiedades más esta planta es el mejor hidratante que podemos encontrar en la naturaleza para nuestra piel.

Regenerar tejidos:

Es capaz de estimular y fortalecer las fibras de colágeno y elastina que tenemos en nuestra piel.

Anuncios

De esta forma favorece a la hora de atenuar arrugas, evitar la aparición de nuevas gracias a la elastina y evita el envejecimiento de la piel.

Antiacné:

El aloe vera contiene propiedades antibacterianas. Gracias a ello su aplicación nos favorecerá en la irritación e inflamación de la piel y nos ayudara a eliminar esos granillos que tanto nos molestan, dejándonos una piel libre de impurezas.

Sanación de heridas:

Sus propiedades regenerativas ayudan a sanar las heridas con una aplicación de su sabia en la zona afectada. Además es uno de los ingredientes esenciales para tratar quemaduras solares, ya que refresca la piel, la previene de bacterias y ayuda a calmar y sanar la zona afectada. #Medicina natural #Calidad de vida #Mujer