La infusión de laurel es una receta perfecta para ser consumida después de las comidas por su acción digestiva, muy apropiada también para estas fechas en las que uno acostumbra a comer de más. En el artículo que os presento hoy, vamos a describir en detalle las propiedades, los beneficios y los inconvenientes de esta hierba medicinal maravillosa. Descubrirás cómo el laurel no es sólo útil para dar sabor a la carne, sino que tiene muchos talentos ocultos.

El laurel es un símbolo de gloria y sabiduría y en la mitología greco-romana era el símbolo del dios Apolo. Una corona de laurel simboliza la victoria y la predilección por los dioses para quienes iban a ser los ganadores de los concursos literarios y de atletismo, incluyendo los Juegos Olímpicos.

Anuncios
Anuncios

El mismo término "laurearse" significa alguien que ha sido galardonado con la corona de laurel.

Las hojas son conocidas por sus propiedades antisépticas, antiespasmódicas, digestivas y estimulantes. En forma de infusión, la hoja de laurel limpia el sistema digestivo y promueve la eliminación de los gases intestinales. Además tiene propiedades antireumáticas, expectorantes, diuréticas, dermatológicas e incluso ayuda a regular la menstruación y reducir la arteriosclerosis. Muy adecuada para aquellas personas que sufren acidez al comer ya que ayuda a prevenirla.

De las mismas hojas, además, se obtiene  un licor aromático que ayuda a la digestión y ayuda a curar trastornos respiratorios.

Incluso el vapor de estas hojas es bueno para la salud ya que la decocción de éstas se utiliza por su efecto refrescante y para realizar baños de pies.

Anuncios

Otra cualidad es su capacidad para eliminar la retención de líquidos y con ello toxinas y ácido úrico. Esto la hacer ideal para personas con problemas de gota, artritis o enfermedades circulatorias e incluso para casos de obesidad.

También se puede preparar un ungüento perfecto para las articulaciones que hayan experimentado un trauma o que han sido inmovilizadas durante mucho tiempo. Reduce los dolores y la inflamación. Por eso se emplea en forma de bendajes o cataplasmas para tratar enfermedades reumáticas.

Aplicado sobre la piel también es bueno para tratar problemas de acné, quemaduras, úlceras y hongos porque ayuda a regenerar la piel y además es bacteriostática. De hecho este efecto de regenerador también lo hace eficaz para tratar problemas de caspa o seborrea capilar y evita la caída del cabello, por eso muchos champús destinados a fortalecer el cabello o evitar la aparición de caspa utilizan laurel en su composición.

Contraindicaciones

Pese a sus beneficios hay que ir con cuidado con su consumo y ajustar bien las dosis ya que el contacto prolongado puede causar irritación de la piel en individuos sensibles al laurel.

Anuncios

También es importante saber que puede dar fotosensibilación si se usa en la piel aí que siempre deberíamos usar protección solar.

Y un exceso de infusión de laurel puede dar lugar a náuseas y vómitos e incluso padecer una gastritis o úlcera.

Se debería evitar su aplicación en mujeres embarazas, en la lactancia y en niños de menos de 6 años, personas con gastritis o úlceras gástricas y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson. #Medicina natural #Calidad de vida #Mujer