Todas las mujeres soñamos con tener unas pestañas largas, espesas y curvadas pero lo cierto es que  con el paso del tiempo y las agresiones externas, además del uso continuado de maquillaje, notamos como se van debilitando, volviéndose más finas y quebradizas.

En este artículo hemos reunido una serie de consejos y de remedios caseros que nos ayudarán a devolver a nuestras pestañas parte de su fortaleza perdida y conseguir que crezcan más largas y bonitas:

  • Lo básico es mantener una dieta adecuada, rica en antioxidantes, ácidos Omega 3 y vitaminas.
  • Otro punto vital es mantener el rostro limpio, retirando el maquillaje siempre al llegar a casa con productos adecuados, en este caso para ojos y pestañas.
  • Cepillar las pestañas: En general siempre se recomienda el cepillado del cabello como método para estimular la circulación sanguínea y mejorar así la calidad del pelo. El mismo principio puede aplicarse a las pestañas. Existen cepillos pequeños específicos para este cepillado. Lo más recomendable es hacerlo antes de aplicar la máscara de pestañas.
  • Vaselina: Fácil de adquirir en farmacias o parafarmacias, ayuda a alargar y dar grosor a las pestañas. Se aplica sobre el rostro lavado, libre de maquillaje. Con los dedos cogemos un poco de vaselina y la aplicamos sobre párpados y pestañas realizando un suave masaje.

 A continuación os hablaremos de varios aceites muy beneficiosos para la fibra capilar de las pestañas.

Anuncios
Anuncios

Son de fácil adquisición en herbolarios o supermercados. Podéis elegir cuál de ellos os resulta más provechoso para vuestro caso concreto.

 Para aplicarlos podemos utilizar el cepillo de una máscara gastada que hayamos limpiado muy bien previamente. Espolvoreamos polvos de talco sobre el cepillo y dispensamos el aceite como si fuera rimmel. Se recomienda la aplicación del aceite antes de ir a dormir para que pueda hacer efecto durante la noche.

  • Aceite de oliva: Ayudará a que crezcan más fuertes, gracias a los numerosos minerales y vitaminas que contiene.
  • Aceite de ricino: Nutrirá tus pestañas de forma natural y con su uso continuado conseguirá también alargarlas.
  • Aceite de almendras: Al igual que los demás aceites, fortalece las pestañas desde el interior nutriendo la fibra que las compone.

  Las rutinas es necesario realizarlas diariamente y adquirirlas cómo hábito.

Anuncios

Los remedios empezarán a ser eficaces a partir de las cinco semanas pero se ha de ser muy constante y paciente para poder disfrutar de los resultados. #Google #Calidad de vida