Tras el verano, el cabello se ve opaco y estropeado. Además, durante el otoño el pelo y las uñas pueden sufrir deficiencias de minerales y es importante aprovechar el cambio de estación para tener un cuidado de refuerzo que pueda dar fuerza y ​​brillo al cabello. Lo mejor es cuidarlos desde el interior. Aquí os dejamos unos trucos para que sepáis cómo conseguirlo y qué hacer.

¿A menudo encontráis cabellos en el cepillo o la ropa? A veces no hace falta preocuparse. Recordad que está demostrado científicamente que se pueden perder hasta cien cabellos al día. Con la edad el cabello tiende a ser más delgado, tanto en los hombres como en las mujeres, sobre todo con la llegada de la menopausia.

Anuncios
Anuncios

Por eso es recomendable tomar entre uno y tres meses de suplementos, sobretodo en los cambios de temporada como el otoño o la primavera. 

BENEFICIOS DEL MIJO - El mijo se utiliza tradicionalmente para hacer que el plumaje de nuestros pájaros sea brillante pero es también un alimento valioso para los seres humanos. Llevarlo a la mesa es una buena idea porque es rico en vitaminas, calcio, potasio, fósforo, magnesio, selenio, manganeso, sodio, hierro y zinc. Alternativamente, se puede emplear el uso de suplementos de vitamina A, B6, C, E, D y selenio junto con el extracto de mijo, importante para la síntesis de la queratina, elementos tales como la niacina y biotina ayudan también a combatir la descamación de la piel.

SÍ A LA MODERACIÓN - Es importante evitar el estrés excesivo al cabello, especialmente cuando empiezan las actividades deportivas y el cabello se lava con más frecuencia.

Anuncios

Intentar evitar demasiados lavados y usar un champú seco puede ayudar a no debilitar el pelo. Debemos elegir un champú para uso frecuente, que ayudará a equilibrar el proceso pilosebáceo  sin alterar el microambiente de la capa de la piel, favoreciendo la oxigenación de la piel.

LAVARLO DE FORMA CORRECTA - Antes de nada debemos recordar que para usar una dosis correcta de champú no se tiene que superar la cantidad de un grano de arroz. Nunca hay que verter el champú directamente sobre la cabeza por mucho que lo pongan así en los anuncios de la televisión. Y a poder ser, es mejor diluir el producto en un recipiente con agua.

Además, es bueno recordar que no es necesario lavar el cabello dos veces, con uno es suficiente y mejor haciendo un masaje circular lento con los dedos.

La dieta, cambios hormonales y medicamentos como los antidepresivos pueden afectar a la pérdida de cabello. Es importante una ingesta adecuada de vitamina B. Reducir el uso de la plancha, los tintes químicos y productos agresivos que contengan amoniaco. Y mejor secar el pelo sin secador, al aire libre aprovechando los rayos del sol. #Medicina natural #Calidad de vida #Mujer