Son muchos los factores que pueden influir en la fertilidad de los espermatozoides. Uno de ellos, y el que más problemas causa es el calor, como el que estamos sufriendo este verano. Veamos las explicaciones científicas de este hecho.

Diferentes especialistas médicos, expertos en temas de fertilidad, nos recuerdan que la exposición al calor, durante prolongados períodos de tiempo, pueden ocasionar en el organismo, y especialmente en los espermatozoides, diferentes alteraciones.

Entre ellas se encuentran: la astenoszoospermia y la oligospermia.

Las astenoszoospermia es conocida como aquella alteración que provoca dificultades en la movilidad de los espermatozoides.

Mientras que la oligospermia, causa complicaciones en el momento en el que los espermatozoides descienden de los testículos, durante la eyaculación.

Los especialistas recuerdan que, cuando el cuerpo humano y especialmente la zona de los testículos, están sometidos a temperaturas superiores a los 35°, se corre el riesgo de sufrir infertilidad.

Esto puede suceder, al usar ropa interior ajustada o al ser sometidos a condiciones laborales con altas temperaturas. También puede ocasionar este daño, estar expuestos al sol durante demasiado tiempo, especialmente en esta época de verano.

Otros factores que pueden ocasionar infertilidad o problemas de reproducción, tienen que ver con el consumo de alcohol y tabaco. Comportamiento que también se incrementa, durante las vacaciones de verano.

Es importante recordar que, la nicotina que contiene el tabaco, puede ocasionar rupturas en los ADNs que están presentes en los espermatozoides, e incrementar la probabilidad de infertilidad.

Por otra parte, el consumo de alcohol, tiene mucha influencia en la producción de la testosterona, hormona que está relacionada directamente con la producción de espermatozoides. Por lo tanto, a mayor consumo de alcohol, mayor probabilidad de no tener hijos.

Recomendaciones para evitar la disminución de espermatozoides.

Ahora que, hemos recordado las principales alteraciones del cuerpo humano relacionadas con la fertilidad y la producción de espermatozoides. Y hemos mencionado los principales factores de riesgo como la exposición al calor, el consumo de alcohol y el consumo de tabaco. Mencionaremos a continuación, las recomendaciones más importantes que debemos tomar en cuenta para llevar una vida sana y fértil:

- Llevar una vida saludable. Ante todo, lo más importante es llevar una alimentación sana una dieta rica en jugos de frutas y ensaladas, nos aseguran los nutrientes necesarios para que las defensas de nuestro organismo actúen de manera adecuada y efectiva.

Y ya lo sabes, a disfrutar del verano sin descuidar lo más importante, nuestra salud. #Investigación científica #Amor a prueba