Desde el pasado lunes, en concreto las farmacias de Montserrat Renau y la Gamundi de Tortosa, y las de Carmen Albella Beltran y Juan Carlos Moran y Silo, en Amposta, ofrecen la prueba de detección precoz del VIH.


Estas cuatro farmacias se añaden a las 12 de Tarragona y Reus que desde 2012 ofrecen esta prueba y también a las cuatro que recientemente se incorporan en Valls y El Vendrell. Así pues, en total, una veintena de farmacias ofrecen este servicio en la provincia de Tarragona.


Esta es una decisión conjunta entre el CatSalut, la Región Sanitaria del Campo de Tarragona, la Región Sanitaria de las Tierras del Ebro y el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña. "El Plan de Salud 2011-2015 ya estableció este desplazamiento. Primero empezando por las ciudades grandes para ir implantándose a las de menor número de habitantes, y todo lo que sigue a la ampliación de servicios es muy positivo", explica el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Tarragona (COFT), Joaquim Nolla.


El servicio de momento en el Ebro no ha tenido usuarios. "No creo que las farmacias estuvieran preparadas para haber ofrecido este servicio antes. Hay que darse cuenta de las necesidades de la población. Hace tres años no me habría puesto, pero ahora sí", valora el farmacéutico Juan Carlos Moran. "Es un servicio como otro de los que ofrecemos en las farmacias, como la prueba de azúcar o de colesterol, y no considero que llegue tarde", expresa, por otra parte, la farmacéutica Montse Renau.


La prueba del #VIH / SIDA es un análisis de sangre sencillo que detecta la presencia de anticuerpos contra el VIH en el organismo. Tiene un precio de 10 euros y los resultados se conocen en media hora. "Es muy sencilla, con una punción en el dedo. Si diera positivo, se debería confirmar el diagnóstico y desde la farmacia orientamos a la persona para hacer otra analítica en el hospital y lo derivamos a un médico", explica Moran. En el momento de solicitar la prueba,  al usuario se le realiza una entrevista para saber si realmente se ha expuesto al virus mediante relaciones sexuales o sangre.


Según el COFT, desde el 2012 en la provincia 518 personas se han hecho la prueba. El 75% eran hombres y un 50% tenía entre 31 y 45 años. "Un 2% salió positivo, pero después tuvo que confirmarse en el hospital. Es importante encontrar el 2%, pero también que el 98% se le haga una atención farmacéutica con información sobre la transmisión del VIH y cómo evitarla", puntualiza Nolla.