La falta de capacidad de muchas personas de separar lo irreal de lo real, hace posible la aparición y proliferación de personas o grupos organizados que fomentan la desinformación con la finalidad de lograr ventajas de diversos tipos, por ejemplo monetarias y/o políticas, y con este fin incentivan conscientemente la desinformación y la ignorancia.

Un caso típico es la gran proliferación, principalmente por internet, de "productos milagro", que suelen publicitarse para curar enfermedades que la medicina (la medicina científica que es la basada en la evidencia) hasta el momento no ha logrado tratar de manera efectiva. En muchos casos se invoca "lo natural", como si en la naturaleza no existieran también productos tóxicos, incluso algunos más potentes que si fueran sintetizados en laboratorios de química.

Anuncios
Anuncios

Pero como "lo natural" está de moda, se difunden gran cantidad de "recetas" para tratar todo tipo de enfermedades, sin ningún fundamento científico, pero que prometen eliminar los tratamientos con medicamentos. Las típicas pseudomedicinas.

Un ejemplo, que recientemente está circulando de nuevo (su origen es de hace algún tiempo) de manera insistente, es el de los plátanos (o bananas) maduros, que gracias a un compuesto denominado "factor de necrosis de tumor" (en inglés, tumor necrosis factor o TNF en abreviatura), que curan el cáncer. Como es habitual, quienes difunden estos "remedios naturales" suelen dar alguna referencia científica, sabiendo que nadie las lee en detalle para poder tener un criterio basado en pruebas reales. En este caso citan una investigación realizada en Japón, cuyos resultados se publicaron en la revista Food Science and Technology Research.

Anuncios

Si se lee y por supuesto se tiene conocimientos para comprender el contenido, se llega a la conclusión de que los investigadores japoneses en ninguna parte del artículo afirman que los plátanos maduros curan el #Cáncer. Se puede concluir de dicha publicación:

  1. En ningún momento afirman que el factor de necrosis tumoral (TNF) se encuentre en el plátano.

  2. TNF lo aplican a ratones, por supuesto no es obtenido de los plátanos. La experiencia nos indica que gran cantidad de principios activos válido en ratones, no son eficaces en humanos.

  3. El artículo se publicó en una revista de bajo impacto desde consideraciones científicas, tiene un factor de impacto de menos de 1,0, lo que significa que se trata de una revista de muy baja calidad y que ni siquiera está indexada en PubMed.

  4. Los ratones no fueron alimentados con plátanos, sino que trataron de estimular la producción de TNF colocando rodajas de plátano en el ratón, por supuesto, habrá una respuesta inflamatoria. No está claro lo que se supone que pretendían demostrar.

  5. Los plátanos producen pequeñas cantidades de serotonina y dopamina, dependiendo de su fase de maduración. Estas sustancias pueden tener un efecto estimulador sobre neutrófilos y macrófagos en un organismo vivo, y estos pueden a su vez producir el TNF-alfa entre otras sustancias.

  6. Nadie ha repetido este experimento, y nadie ha demostrado este efecto en los seres humanos. No hay un ensayo clínico a doble ciego para mostrar que los plátanos inducen una respuesta de TNF-alfa en los seres humanos.

  7. Y un punto más a recordar: los plátanos no producen TNF. Se trata simplemente de una imposibilidad evolutiva, pues TNF evolucionó en los mamíferos, y no en las plantas. #Investigación científica #Medicina natural