Muchas veces subestimamos los efectos secundarios de medicamentos relativamente comunes como los antiinflamatorios, que pueden incluso adquirirse sin receta médica. Sin embargo, y dependiendo de la edad y del estado físico de cada uno, su consumo a largo plazo puede presentar efectos secundarios graves como un mayor riesgo a padecer problemas de circulación y del corazón, y problemas gastrointestinales que pueden derivar incluso en una perforación del estómago.

Podemos contar con antiinflamatorios y analgésicos naturales extraídos de plantas, enumeramos algunos:

La Cúrcuma: Tiene muchas propiedades medicinales, algunas relacionadas con beneficios para los problemas digestivos, ya que estimula las secrecciones digestivas.

Anuncios
Anuncios

Como antinflamatorio su principio activo es la curcumina, y como tal se emplea en el tratamiento de artritis y del síndrome del tunel carpiano y dolores crónicos de tipo oseo o muscular. Puede consumirse en polvo y en cápsulas.

Árnica: Se utiliza sólo de modo externo, en cremas o pomadas, o en infusión aplicanda en compresas, su uso deviene ya desde la Edad Media. Se tratan con ella moratones y contusiones de todo tipo, problemas en tendones y músculos así como la artritis reumatoide.

Pimienta de Cayena: Se utiliza desde muy antiguo para obtener un estado de salud óptimo, por su fuerte sabor picante (es un chile) es utilizado también como condimento culinario. Ayuda a nuestro cuerpo a entrar en calor favoreciendo la circulación de la sangre, tiene efectos análgesicos y también sirve para aliviar la congestión nasal.

Anuncios

Hay que tener cuidado con su manipulación porque es muy fuerte.

Sauce Blanco: De él se deriva el principio activo de la aspirina, por eso las personas alérgicas a ella tienen que tener cuidado con su consumo, aunque es mucho más benéfico para el estómago. Tiene efectos analgésicos y antinflamatorios, pero también levemente antipiréticos, lo que le hace muy útil con los síntomas de la gripe. Se utiliza también para aliviar los dolores menstruales y musculares. Así mismo mejora la cicatrización de las heridas.

El jenjibre: Procede de la India donde se utilizaba entre otras cosas para ayudar a conservar la comida y para auxiliar en el proceso digestivo. Es un muy buen antinflamatorio y analgésico, puede ayudar mucho con la artritis, pero también a aliviar dolores de muelas. Puede tomarse en té pero también se comercializa en forma de cápsulas.Y también se emplea para educir el mareo y como antivomitivo. #Medicina natural