El gigante japonés de la electrónica Sony ha presentado en Tokio un servicio de análisis epidérmico basado en un dispositivo de captura de imágenes, acoplado a un sistema en línea utilizado para estudiar con precisión la estructura de la piel para mejorar su atención. El dispositivo será utilizado en el contexto de salones de belleza, fabricantes de cosméticos y en general cualquier compañía en la industria de la belleza.

En general, las herramientas profesionales de análisis dermatológicos son caras y voluminosas. En cuanto a los dispositivos más pequeños para el público en general, tienen funciones muy limitadas. El sistema consiste en un pequeño dispositivo llamado "cámara de visión de la piel" que cabe en la palma de la mano, una tableta y una aplicación para teléfonos inteligentes, con la finalidad de leer el análisis llevado a cabo en un servidor de red dedicado.

Anuncios
Anuncios

La capacidad de cálculo necesaria para los algoritmos especiales utilizados, requiere una máquina más potente que un terminal móvil.

Además, de esta manera Sony puede acumular información que dando lugar a una valiosa base de datos de la piel, de acuerdo con diferentes características (sexo, edad, etc.). El sensor en sí es de tipo CMOS (Complementary Metal Oxide Semiconductor), de los que Sony produce en grandes cantidades para equipar a numerosas marcas de teléfonos inteligentes, como Apple. Sony que había introducido una primera versión de su sensor de imagen de la piel en diciembre de 2012, no es el único grupo japonés de electrónica que presta mucha atención a la detección de problemas de la piel.

Fujitsu, un gigante del mercado de la electrónica e informática, también ha anunciado que desde hace más de dos años ofrece un servicio para rastrear manchas, poros e imperfecciones de la epidermis a través de una aplicación para teléfonos móviles.

Anuncios

Junto con otras aplicaciones (evolución del peso, medida de estrés, ejercicio físico, etc.), este programa de análisis de la piel sirve para dar consejos para ayudar a llevar una vida más sana.