Parece una enfermedad de moda pero muchos de los casos que se exponen como tales, no lo son. La #Depresiónsegún han confirmado fuentes sanitarias, es sufrida entre un 8 y un 15% de la población mundial en su vida. Se afirma que en el 2030, la depresión será la causa fundamental de discapacidad. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Estos datos, han sido manifestados por el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Miguel Gutiérrez, que añade que la mujer la padece más debido a que ellas expresan más los síntomas a los de su alrededor, influyendo también el estrés, padecer enfermedades como el cáncer o el consumo de drogas.

En España, el índice de depresión, se da fundamentalmente en personas mayores de 65 años comparándolo con el resto mundial y en menores de esa edad, tiene más o menos el mismo promedio. Jerónimo Saiz, jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, asegura que la depresión es una enfermedad difícil de entender si no se ha padecido, asegurando que es devastadora para la persona conduciendo en algunos casos al suicidio. 

Mucha gente se lleva a equivocación, considerando que están deprimidos por una situación de desanimo leve y pasajera y nada más lejos de la realidad. La depresión es una verdadera enfermedad psiquiátrica, en la que los enfermos sufren una gran tristeza, viendo tan solo lo negativo de las cosas y las circunstancias. Son personas que tienen la autoestima muy baja, pensando tan solo en los errores pasados y mirando al futuro como algo negro y negativo. Un círculo vicioso del que resulta muy difícil salir sin ayuda profesional. Las personas con depresión, se sienten muy bajos de moral pero también anímicamente, sufriendo cansancio en exceso y falta de fuerza. Inapetentes e incapaces de tener iniciativas. No ven un futuro asegura Saiz.

En algo que todos especialistas psiquiátricos coinciden, es en la falta de tiempo para dedicar a cada paciente, siendo este, muy necesario para poder ayudar al enfermo depresivo. También asegura Roca, que la mitad de los casos de trastornos depresivos, no reciben tratamiento o aunque lo reciban, no es el adecuado para el caso. Añaden los expertos, que uno de cada diez trabajadores, solicitan la baja laboral a consecuencia de esta enfermedad.

En estos tiempos que nos toca vivir, a todas las posibles causas que pueden llevar a una persona a la depresión, hay que añadir el desempleo según afirma la Organización Mundial de la Salud. El sentirse inútil para la sociedad, no tener ingresos o el estar inactivo agrava la situación, de ahí tantos casos de suicidio. Los doctores se encuentran preocupados por la poca eficacia de los tratamientos habilitados en este momento con fármacos debido a que cada vez son más tolerados, disminuyendo sus efectos.

Como han confirmado los organismos de la salud se están buscando alternativas con tratamientos farmacológicos nuevos para intentar prevenir las crecidas de los pacientes. Se buscan biomarcadores, aunque en la actualidad no existe ninguno por mas que se crea que sí existen.