En ocasiones hemos mencionado las consecuencias fatales de no descansar por las noches, las cuales pueden llevarnos incluso a enfermedades de fatales consecuencias. Algunos expertos hablan de que las probabilidades de sufrir alguna enfermedad psiquiátrica llegan a dispararse hasta el 50% cuando los problemas para dormir se vuelven crónicos. La falta de horas de sueño, suele ir aparejada de consecuencias muy evidentes durante el día.

Todos las hemos sufrido alguna vez, como son la falta de lucidez (llegando a quedarnos dormidos en la mesa del trabajo o el pupitre del instituto), el mal humor sin motivo aparente o la falta de empatía, además de vernos sometidos a un altísimo nivel de estrés o de ansiedad.

Anuncios
Anuncios

De hecho, las consecuencias más graves comienzan a suceder pasadas las primeras 48 horas sin dormir, llegando a padecer alucinaciones o comportamientos propios de la locura.

La Clínica Mayo, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica médica que todos los años ofrece a miles de pacientes procedentes de todo el mundo atención médica, ha difundido una serie de indicaciones para mejorar la calidad de sueño que a tantos nos falta.

En primer lugar, es conveniente tener un horario, procurando no variar demasiado la hora de ir a la cama y la de levantarnos, para mejorar nuestro ciclo de sueño. Por supuesto, esto requiere que pongamos de nuestra parte, ya que hemos de procurar mantenerlo los días no laborables.

Si no logramos descansar pasado un cuarto de hora, convendrá levantarnos y buscar algún medio de relajación, como beber agua o leer un libro.

Anuncios

Nunca usar el televisor, el móvil, la tablet o el ordenador, ya que el brillo de sus pantallas está asociado con el insomnio.

Evitar comidas copiosas pero también el hambre y buscar la oscuridad más absoluta. Tampoco conviene que el ambiente esté cargado ni tengamos frío o calor. Si eres fanático de las siestas (de las cuales, incluso la NASA se ha pronunciado a favor), evita que estas superen la media hora después de comer.