Anuncios
Anuncios

Quien esté al tanto de la política en España sabrá que, desde hace unos meses, el tema de la independencia en Cataluña está a la orden del día. Cuando la Generalitat no obedeció la orden del gobierno central, éste, automáticamente, aplicó el artículo 155 produciendo así que el pasado día 21 se celebrasen dichas elecciones autonómicas. El ambiente en este territorio español se encontraba totalmente dividido, y esto se pudo observar claramente en las votaciones. Con un resultado sorprendente, la formación naranja liderada por #Albert Rivera, consiguió más votos que los partidos independentistas. Todo ello fue inútil, pues, a pesar de los votos conseguidos, los escaños eran insuficientes.

Anuncios

Ciudadanos en Cataluña

La debacle fue total para el partido Partido Popular, ya que pudo ver por sí mismo como la confianza de los catalanes se les esfumaba para depositarse en Ciudadanos. Un claro ejemplo de dicha deblacle fue el rostro que puso Andrea Levy al conocer los resultados. En definitiva, las elecciones autonómicas dejaron claro que, a día de hoy, Cataluña es un territorio que se encuentra totalmente dividido en dos bandos: los que apoyan una independencia con respecto al Estado Español [VIDEO]y los que prefieren que Cataluña siga como está, perteneciendo al país.

Si de algo ha presumido Ciudadanos a lo largo de su trayectoria es de la gran transparencia que gozan y de la intolerancia hacia la corrupción. Una noticia de última hora podría desbaratar toda esa ideología, ya que coloca al partido de Albert Rivera contra las cuerdas.

Anuncios

Dicha información, sin lugar a dudas, deja en el ojo del huracán a dicho partido, que tendrá que dar unas explicaciones claras si no quiere entrar en una espiral de contradicciones.

Escándalo en Ciudadanos

La noticia es clara, el Tribunal de Cuentas ha llamado la atención a Ciudadanos debido a que su contabilidad no es del todo clara. Esto hace que el partido de Rivera sea el único de las cuatro grandes formaciones (Unidos Podemos, PSOE, PP y Ciudadanos) a los que el tribunal fiscalizador no avalan sus cuentas. La razón que exponen para ello es que dichas cuentas no reflejan la realidad.

El tribunal no ha podido aceptar la contabilidad de la formación naranja debido a que no han ingresado las contabilidades de los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y Leon, Cortes Valencianas y Cortes de Extremadura entre otras.

Sin lugar a dudas esto es un problema por el cual Ciudadanos va a tener que dar explicaciones sobre todo si quieren mantener su discurso anticorrupción. #Catalunya