Anuncios
Anuncios

El secretario de #Podemos, Pablo Echenique, ha pronunciado unas palabras muy avergonzantes para todo el mundo, incluso para los que se declaran sus propios seguidores.

De hecho publicó un mensaje en el que le recriminaba a la periodista Susanna Griso una entrevista que concedió a una de las personas que estaban en Barcelona y que sufrió un ataque por tener en su balcón colgada una bandera nacionalista.

Los vándalos quemaron la bandera [VIDEO] y con ello se llegó a prender un poco el interior de la casa de la mujer, llegando a intoxicarse de manera leve, ésta se encuentra bien pero el susto que se llevó fue bastante grande, algo que no comparte el líder de la formación morada, ya que dice que esta mujer pertenece a una especie de hermandad neonazi y que por tanto no le da ninguna pena lo sucedido.

Anuncios

Echenique: pertenece a una hermandad neonazi

Esta publicación en muy poco tiempo se hizo viral y no fueron pocos, incluidos los seguidores de Echenique, a los que les molestó muchísimo su actitud, le reprochaban al líder de Podemos los tiempos en los que condenaba la violencia y que ahora sin embargo parecía defenderla en unas palabras [VIDEO] que no eran las adecuadas en una persona, y menos en un dirigente político que en teoría debería representar paz y unidad.

La respuesta sobre que la violencia no tiene justificación ha sido de las más usadas en Twitter para reprocharle a Pablo Echenique su tuit, a pesar de que él en su mensaje decía que esta mujer es neonazi y que también quemó banderas en la casa del alcalde y que mantiene asustada a gran parte del pueblo, dando a entender que esta mujer se merecía lo que le había pasado y que no comprendía como un programa de la envergadura de Espejo Público no hubiese investigado antes de ponerse en contacto con ella.

Anuncios

No solamente se ha criticado de esa forma a Echenique. También muchos que no son seguidores de su partido critican que se llame fascista a todo aquel que no simpatice o que no vote a Podemos. Una crítica de las más oídas hacia los dirigentes de la formación morada.

Representantes del gobierno, Mariano Rajoy o Xavier Albiol, llamaron a las víctimas tras lo ocurrido para preguntarles cómo se encontraban y quien los atendió fue la misma entrevistada, llamada Cristina, en Espejo Público la mujer explicó que su hijo pequeño se encontraba durmiendo en el momento en el que ocurrieron los actos y que daba gracias a que se encontraba bien y que el pequeño no se había llegado a asustar, una actitud por parte de la representante del gobierno que tampoco comprende Pablo Echenique. #Poder