Anuncios
Anuncios

El Ayuntamiento de Madrid trata de limitar por todos los medios la celebración de los actos relacionados con la Navidad y esta vez Manuela #Carmena ha vuelto a provocar lo que muchos llaman una blasfemia. La alcaldesa de Madrid se encuentra ahora en el ojo del huracán tras conocerse una información en la que al parecer no muestra ninguna empatía con los cristianos de España, ya que ha aprobado un acto en el que se burlan constantemente de una tradición centenaria.

El Ayuntamiento de Madrid tiene preparada una exposición en pleno corazón de la ciudad una exposición [VIDEO] en la que se ridiculiza de forma burlesca a una procesión de Semana Santa, está formado por una serie de filmografías tanto en vídeo como en foto mostrando algo que tuvo lugar durante la Semana Santa de hace 10 años.

Anuncios

Según otras fuentes esta exposición está colocada en un espacio muy céntrico y al entrar y lo que a primera vista ofrece es una gran pantalla en la que se mueve una sucesión de vídeos que contienen blasfemias de muchos que se burlan de la Semana de Pasión.

Carmena, consiente la burla a los cristianos

Los organizadores para justificarse alegan que el motivo de que se exponga en estas [VIDEO] imágenes es armar jaleo, es decir relatos que no se centran en #Religión sino más bien en el mundo laboral o en el la música provocativa, nada que ver con lo que podamos sentirnos insultados, pero esto deja mucho que desear cuando se accede al interior del lugar y la exposición comienza haciendo una especie de parodia sobre la Semana Santa en donde se puede ver la imitación de un vídeo en donde un penitente paseaba un instrumento musical con otros cofrades vestidos de obreros, un acto que por mucho que se diga que es para mostrar algo que nada tiene que ver con la religión se nota muchísimo cuáles son sus verdaderas intenciones.

Anuncios

Una puntilla más de Manuela Carmena hacia los seguidores de la religión cristiana, ya que la alcaldesa no está por la labor de realizar actos conmemorativos de esta festividad y tampoco quiere saber mucho acerca de la colocación de los misterios navideños tan típicos de estas fechas.

La red se ha llenado de críticas sobre todo de los practicantes cristianos en torno a la alcaldesa de Madrid que permitía este tipo de actos y consentía los insultos, las mofas y las burlas hacia una tradición tan antigua y consolidada en España cómo es la de la Semana Santa. Se puede ver cómo Carmena está ganando enemigos no solamente en torno a los nacionalistas sino también ahora afecta a la gente relacionada con la Iglesia que no le ha gustado nada que no se respeten las tradiciones.