Anuncios
Anuncios

A nadie ha tomado exactamente por sorpresa enterarse del turbio asunto que se tramaba en las esferas más altas de Podemos [VIDEO] Madrid, aunque sí que ha sido una agradable novedad haber acorralado a los implicados sin posibilidad de acudir con Pablo Iglesias y amigos. Y es que esta vez, es la Fiscalía quien ha efectuado una grave acusación en su contra.

En "Somos Alcalá" de Alcalá de Henares, cuatro concejales de #Podemos bajo sospecha por cargos de prevaricación. Y la situación no ha hecho más que empezar.

Espinar una vez más en el ojo del huracán

Ramón Espinar, quien lidera el partido morado en la mencionada y tristemente célebre por otros escándalos como el de "la tarjeta black" y el piso VPP, ha tenido que hacer frente con la denuncia.

Anuncios

Desde que optara por actuar en medio de la riña que mantienen Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, colocando a sus propios colaboradores, las cosas parecen haberse torcido bastante para él.

Los acusados, reconocidos como Alberto Egido, Brianda Yáñez, Jesús Abad y Laura Martín, se habrían aprovechado de un certamen abierto al público con el fin de mover las subvenciones municipales hacia las cuentas de ciertos de colegas de Podemos.

Esto ocurrió durante el 2016, año en el que los implicados movieron el dinero a supuestas instituciones y entidades que estaban relacionadas claramente con ellos. Sin ir más lejos, de los 33 concursantes que se presentaron en el evento, se descubrió que los cinco que habían obtenido ls mayores puntajes, guardaban vínculos locales con el partido.

Por si esto no fuera suficiente, ha salido a relucir el hecho de que el mismo equipo podemita, realizó por todo lo alto una fiesta de despedida a uno de sus funcionarios y contrató a una striper.

Anuncios

Espinar, contra todas las reprimendas, ha insistido en declarar que la prevaricación es ajena a Podemos.

Esta vez el partido morado no tendrá salida

Si bien la denuncia se efectuó este mismo martes por la mañana, se ha destacado que los cuatro mencionados contaban ya con sus antedecentes de tiempo atrás. La misma comisión de garantías de la formación, al parecer los ha tenido en la mira por un período inexacto.

Las únicas declaraciones emitidas por Podemos hasta el momento, hacen referencia a que se sigue investigando el caso, sin afán de violar los derechos de todos los implicados.

No obstante, también se ha dado a entender que no toleraran este tipo de comportamiento en sus filas. #Ramón Espinar