Anuncios
Anuncios

Con el diálogo imposibilitado y la amenaza latente de la declaración unilateral de la #Independencia, el Gobierno espera la aprobación del senado para aplicar el artículo #155 en Cataluña.

La respuesta de Carles Puigdemont no se hizo esperar, aunque para continuar siendo fiel a su estilo, no contestó con una determinación sino con el pedido de ser escuchado. Lo será, ni bien el senado pacte una fecha para su comparecencia. Mientras tanto, cientos de funcionarios y altos cargos, esperan con incertidumbre conocer su destino. No a largo plazo, el inmediato, el que podría comenzar los últimos días de octubre, apenas se apruebe la puesta en vigor del anunciado inciso.

Anuncios

Para evitar desacatos, faltas a la autoridad y todo aquel accionar que conlleve una dificultad o la detención de las tareas administrativas del personal de la Generalitat [VIDEO], el Gobierno ha redactado con claridad las consecuencias de la desobediencia.

Además del presidente de la Generalitat y todo su Govern, se prevee que también cesen sus actividades un centenar de funcionarios. Al igual que puede ocurrir con los Mossos d`Escuadra, [VIDEO] si no cumplen o desobedecen las indicaciones del Gobierno central, pueden verse suspendidos de percibir sus sueldos o incluso llegar a responder la falta con sus bienes patrimoniales. #Catalunya