Ha pasado más de un año desde que Pedro Sánchez se reunía por separado con las fuerzas del cambio de Pablo Iglesias (#Podemos) y Albert Rivera (#Ciudadanos), para intentar formar por primera vez el conocido como 'Gobierno del Cambio' donde el fin principal es acabar con Mariano Rajoy, y acabar con la corrupción y la austeridad de su gobierno. De este encuentro nació el pacto con la formación naranja de Rivera, pero iba a ser Iglesias quien se negara a hablar mientras el #PSOE fuese de la mano con Ciudadanos. Se rompió así la posibilidad de llegar al ‘Gobierno del Cambio’ donde el PSOE de Pedro Sánchez gobernaría con el apoyo de Podemos y Ciudadanos.

Anuncios
Anuncios

Han pasado otras elecciones, una enorme crisis interna en el PSOE con la expulsión y posterior reelección de Pedro Sánchez, debates internos también en Podemos y Ciudadanos, y de igual manera la corrupción del PP sigue estando a la orden del día.

Y será por esta dantesca comedia que se ha vivido en España en los últimos meses, pero en las nuevas reuniones de Sánchez con Iglesias y Rivera el escenario ha cambiado radicalmente.

La formación morada de Pablo Iglesias en esta última reunión que ha llevado a cabo, parece buscar más que nunca la unión con el nuevo PSOE de Sánchez, centrándose en su objetivo principal que es expulsar a Mariano Rajoy del Gobierno de España. Podemos en vista de esto ha optado en no presionar a Sánchez con la nueva moción de censura.

Ciudadanos por su parte, a pesar de la cara amable que muestra Rivera, se ha negado a negociar con Sánchez si este tiene algo que hablar con Podemos.

Anuncios

Ciudadanos busca un pacto bilateral, con ninguna cesión en lo que respecta a la política económica y además, haciendo casi improbable que la formación naranja pueda sumarse a una futura moción de censura. Rivera solo buscaría regeneración democrática y reformar la ley electoral.

Pedro Sánchez no ha hablado aún de las reuniones entre formaciones, lo que si ha asegurado es no querer perder la bala de la moción de censura, aunque no quiere arriesgarse a que sea fallida.

Volverán a reunirse de manera bilateral esta semana los partidos, aunque el escenario con podemos cambia pues ya no serán Antonio Hernando (PSOE) e Íñigo Errejón (Podemos) sino que serán Adriana Lastra e Irene Montero respectivamente. En Ciudadanos seguirá en las negociaciones Juan Carlos Girauta. Pedro Sánchez espera que se puedan dejar de lado las diferencias para centrarse en los objetivos en común, echar al PP de la presidencia del Gobierno de España.