#Donald Trump ha decidido incumplir una promesa electoral que fue muy aplaudida: desplazar la embajada de Estados Unidos en Jerusalén de #Israel a la ciudad de #Tel Aviv, fue una de las principales promesas que mantuvo durante toda la campaña electora, el ahora Presidente de los Estados Unidos.

Y el presidente advierte que no implica que sea una retirada del fuerte apoyo de Donald Trump a Israel. El problema no es trasladar la embajada si no cuando realizar este traslado y mantiene que ahora mismo no sería lo más recomendable para los intereses de todos los países afectados.

Así, Donald Trump ha firmado una nueva prórroga de seis meses de duración para que la sede de la representación diplomática de los Estados Unidos en Israel no se traslade a Tel Aviv y de esta forma mantener la línea que seguían sus antecesores.

Anuncios
Anuncios

Este cambio busca poder hacer más próximos los negocios que se llevan a cabo entre Israel y Palestina con Estados Unidos.

Hay que recordar que Trump realizó su primera visita a Israel y a los inestables Territorios Palestinos y aseguró que estamos viviendo un momento excepcional para poder conseguir alcanzar la paz entre los palestinos y los israelíes, algo por lo que se está luchando desde hace décadas. Y apoya que se vuelva a reunir las mesas de negociación entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Palestino, Mahmud Abás.

Se está teniendo mucho cuidado a la hora de tomar decisiones para no afectar al tan deseado pero complicado proceso de paz. Hay que recordar que Estados Unidos nunca ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel como si hace el resto de la comunidad internacional y eso que Knesset (Parlamento de Israel) ya ha reconocido a la ciudad unificada como capital de Israel (de manera indivisible y eterna).

Anuncios

Los conflictos vienen porque la parte oriental de la ciudad que era reclamada por los propios palestinos como capital, fue en 1967 ocupada por Israel y durante la década de los años ochenta se hizo la anexión.

Desde la parte Palestina se ve muy positivamente que se haya tomado esta decisión, ya que lo consideran un gesto por parte de los Estados Unidos para apoyar todo el proceso de paz entre Palestina e Israel. Pero, Trump no ha cumplido su palabra y algunos de sus votantes no han estado de acuerdo con este cambio.

El asesor para conseguir un acuerdo de paz entre Palestina e Israel es el yerno de Donald Trump, el polémico Kushner.