El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, considera que bajo ningún concepto haya habido ningún tipo de #Corrupción en el ‘caso auditorio’. Lo que sí afirma es que posiblemente se cometieran graves errores administrativos en dicho proyecto. La construcción del auditorio Puerto Lumbreras, está totalmente limpia y no ha habido delitos, según el presidente.

Sánchez comparecía hoy en un hotel cerca del Palacio de Justicia y tras salir de la sede judicial y finalizar su declaración en calidad de investigado, ha afirmado que solo dimitirá si existe una “imputación formal”. De acuerdo con esto, el presidente del ejecutivo murciano, asegura que el poder está en manos de la justicia y que ellos seguirán trabajando como hasta ahora.

El interrogatorio sobre el caso audiencia, lo ha llevado el magistrado Julián Pérez Templado. A parte de las preguntas del instructor de la causa, Sánchez ha tenido que responder también a las preguntas que le han formulado Francisco Martínez Escribano, su abogado y las cuestiones llevadas a cabo por el Ministerio Fiscal. Sánchez lamentaba que esta nueva denuncia vuelve a nacer del Partido Socialista lumbrerense. Ante las preguntas del juez, el investigado contestaba que no conocía en absoluto a Martín Lejárraga, arquitecto encargado de realizar el proyecto y que él solo se ocupaba de ser el "impulsor político". Aseguraba que su tarea no iba más allá de aprobar los informes que iba recibiendo de las manos de los técnicos municipales, respondía así a las preguntas del Ministerio Público.

El antiguo alcalde de Murcia descargar toda la responsabilidad en los técnicos municipales encargados de la construcción del auditorio en #Puerto Lumbreras. Aun sabiendo que hoy ha declarado por supuestos delitos de fraude, prevaricación, malversación y falsedad documental en el citado proyecto, no le ha temblado la mano para atizar a todos los técnicos, lavándose él las manos y desconociendo alguna trama.

Una promesa que no se cumple

Pedro Antonio Sánchez, reconoció antes de que se encontraran supuestos delitos fiscales en las Construcción del auditorio, que, si salían a la luz posibles corrupciones en Murcia con su partido, inmediatamente él presentaría su dimisión. Ese momento todavía no ha llegado, por lo que el presidente murciano no está cumpliendo su promesa.

A las puertas del Tribunal Supremo de Justicia, se encontraba la plataforma Anticorrupción Regional de Murcia, con Francisco Morote a la cabeza. Morote, portavoz de este grupo murciano, exigía una justicia igual para todos y daba a entender que Sánchez dejaba muchas dudas sobre sus respuestas por el caso y parecía que sabe más que jueves y fiscales. Esta plataforma ya se manifestó este domingo para pedir la “prometida” dimisión de Sánchez. #Pedro antonio sanchez