El especialista político Pablo Espada considera que las miradas de los Congresos Nacionales de este año tendrán un núcleo central. Un objetivo que servirá para lavar la cara de los partidos más dañados públicamente.

“Se van a mover hacia un eje principal: la unidad. Unidad de cara a sus electores, unidad para afrontar las futuras elecciones que pueden surgir con la inestabilidad de la que sufre España, unidad para la campaña permanente en la que viven los partidos políticos españoles. Y sobre todo, unidad de cara a la galería, ya que un partido dividido no da buena imagen electoral a los medios de comunicación ni a la ciudadanía.”

La amenaza terrorista también será clave en el ámbito de la seguridad nacional.

Anuncios
Anuncios

“Creo que esa unidad puede ser incluso legitimada por los partidos políticos con el contexto actual, marcado por el #Terrorismo y la seguridad internacional, la crisis económica, la inestabilidad #Política, las amenazadas a la unidad territorial del Estado, los numerosos comicios que se han celebrado en España en los últimos meses”, asegura Espada.