Tras escuchar las reivindicaciones de las plataformas contra la reestructuración de la #Universidad Complutense de Madrid, el rectorado de la #UCM ha decidido modificar el Plan Director de Reordenación de Estructuras que propuso el rector Carlos Andradas esta primavera. La iniciativa proponía en un principio la supresión de 9 facultades (de 26 a 17) y una reducción del 60% de los 185 departamentos actuales. El primer borrador oficial, presentado este martes, deja en 22 el número de facultades, lo que permitirá destinar dichos espacios y recursos humanos a otros fines, sin alterar de forma drástica la estructura universitaria.

Dentro de la inestabilidad educativa en España debido a la fallida ley LOMCE, se espera que los cambios permitan así una mejor oferta académica, de investigación y de gestión, además de ahorrar hasta 4 millones de euros al año (el 1% del presupuesto de la institución).

Anuncios
Anuncios

Los puestos de trabajo del personal de la UCM no se verá amenazado con estas modificaciones, según aseguran desde el Rectorado en esta propuesta presentada ante el Consejo de Gobierno de la Universidad. La reforma aboga, entre otras cosas, por el fin de las duplicidades y por una agilidad de la burocracia. De esta forma, son varias las facultades que se fusionarían, como la de Ciencias de la Información, que pasará a ser también de la Documentación. También sería el caso de Económicas y Empresariales, que se fusionaría con Comercio y Turismo, o de Matemáticas con Estudios Estadísticos, así como Políticas y Sociología con Trabajo Social.

Sin embargo, la Facultad de Filología, uno de los buques insignia de la UCM y la más activa en la oposición al proyecto, se salvará de la fusión. Tampoco se creará una Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud que integre a las de Enfermería, Odontología y Óptica.

Anuncios

En esta versión del proyecto, los centros compartirían recursos, pero seguiría habiendo duplicidad de equipos decanales.

Si bien la primera idea, presentada a finales del curso pasado, era precipitada, este primer borrador oficial es resultado del debate y de escuchar las distintas opiniones que ha generado la publicación de este plan. La universidad sigue abierta al debate, asegurando que "tendremos en cuenta todas las opiniones y las analizaremos detalladamente", como informaron en un correo electrónico a todos los miembros de la institución. El cambio, está claro, será difícil, pero de salir adelante la Universidad Complutense de Madrid renovaría su estructura. Habrá que esperar a ver si para bien o para mal. #Educación