Para disgusto de la Casa Real se ha filtrado una conversación por teléfono entre Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias, y Miguel Bernad, actual secretario general de la organización. En ella, Bernad le comunica el trato económico que ha sido ofrecido por parte del Rey Emérito, Juan Carlos I, para que retire la acusación al Duque de Palma por el #Caso Nóos. Dinero que, por supuesto, sale del bolsillo de los españoles. Aquí la conversación completa de Bernad:

"A mi me viene directamente el marqués del Rey Emérito, el Marqués de Mondéjar: 'quiero hablar con usted, ¿dónde quedamos? Tendremos una conversación usted y yo solos, para darle este mensaje'. Me hace la siguiente propuesta del Rey Emérito, de Juan Carlos (lo he apuntado todo, para que no se me quede atrás): dos millones de euros y, aparte, todos los gastos del juicio pagados. Por lo tanto, serían los dos millones y lo que sean, 300 o 400.000 euros para que no hubiera ningún rastro, todo cash. Dijo que hay que hacerlo de la forma mas discreta, [...] a ver qué forma jurídica se puede llevar a cabo. La decisión que tomemos va a ser de común acuerdo."

La letrada se muestra indignada: "Son unos sinvergüenzas, Miguel. Quieren despacharnos con dos millones de euros, pero qué hijos de puta son." Bernad continúa: "Pegas que yo veo a todo esto. La primera es que se me van a echar encima los medios de comunicación diciendo 'estos tíos han trincado'. Van a decir que nos hemos vendido, y esto nos puede perjudicar tanto a nosotros como a la Casa Real, aunque no se sepa a ciencia cierta si ha habido retribución. Me dijo que habrá periódicos y redes sociales que no controlemos. El escándalo puede durar uno o dos días, pero si a la hija del rey se la condena, es un éxito para Manos Limpias que también durará uno o dos días. [...] Luego me dijo que en una pelea siempre hay uno más fuerte que otro; vamos, una amenaza velada, muy sutil. Yo confío plenamente en ti. No te voy a imponer ninguna decisión, la decisión que voy a tomar será la que tú tomes."

"Te voy a dar mi opinión, Miguel. La respuesta es un NO rotundo, porque a estas alturas de la película ni tu ni yo estamos aquí por dinero. Si hubiéramos querido estar por dinero ya lo hubiéramos hecho en otro momento, que hubiera sido mucho más fácil vestir el santo que ahora."

Lo más curioso es el hecho de que el secretario general de Manos Limpias se cuestione detenidamente si aceptar o no el ofrecimiento dejándolo en manos de un común acuerdo con la letrada López Negrete. Recordemos que Miguel Bernad, político ultraderechista, ha sido acusado en varias ocasiones por blanqueo de capitales, apropiación indebida y aceptación de otros sobornos por el retiro de querellas; y no sorprende su acercamiento a la administración real en pro de una negociación. En este caso impresiona el que haya dicho "no te voy a imponer ninguna decisión, la decisión que voy a tomar será la que tú tomes". López Negrete ha sido la que se ha impuesto contra el sucio negocio real, pero el secretario hubiera estado igualmente conforme si la decisión hubiera sido a la inversa, que es lo realmente grave.

¿El Secretario de una organización anticorrupción no debería ser más rotundo en este tipo de decisiones? ¿Qué es eso de dejar en manos del letrado la opción de aceptar un soborno por parte del acusado? Desde luego, la grabación deja en muy buen lugar a la abogada, pero no a Miguel Bernad, quien, imaginamos, deberá dar explicaciones tan rotundas como el no de su común acuerdo. #Rey Juan Carlos #Corrupción