El progresivo desmantelamiento de la Salud Pública catalana continúa imparable y con el visto bueno de ERC y CDC y ante la pasmosa pasividad de C`s, PSC, CUP y PP, el plan que lleva adelante el Consejero de Salud provocará entre otras cosas en los próximos días el despido de 257 trabajadores de la salud, pero Comín considera que los mismos no tendrán impacto social ni que la exclusión de la Salud Pública Catalana del Hospital General de #Cataluña y de la Clínica del Vallés tampoco dejará huella económica, Cat Salut de la mano de su Consejero prescinde de estos dos centros.

Toni Comín considera innecesarios a ambos nosocomios dentro del sistema público de salud, tampoco afectará a los presupuestos destinados a Salud aunque no aclaran cómo harán frente a la carga extra de trabajo que deberán asumir los centros hospitalarios cercanos que sí están afectados dentro del llamado Siscat, que a partir del momento en que se proceda a la marcha del plan impuesto por Comín pasarán a un congestionamiento permanente y provocarán un estado de tensión en el personal que puede acarrear consecuencias nefastas en la atención al paciente.

Anuncios
Anuncios

El comité de empresa en contra.

Los profesionales de la salud afectados por el plan de Comín denuncian que los hospitales cercanos que tendrán que absorber los pacientes de los dos hospitales excluidos del sistema público sanitario catalán ya sufren colapsos y deficiencias a la hora de drenar las urgencias por falta de espacio y personal, la tensión aumentará y el reducido personal trabajará bajo una presión desmedida que puede llegar a ocasionar graves consecuencias.      

Ponen el ejemplo del Sabadell que al comienzo de la #Crisis cerraron dos de sus plantas gracias a los recortes aplicados en aquel entonces, denuncian que el pasado martes tenían 40 enfermos esperando cama. El plan que pretende aplicar el Consejero a partir de los próximos días tendrá repercusión directa sobre los enfermos, tanto en su derivación de las urgencias como en el resto de la atención sanitaria requerida, desde el propio diagnostico a tratamiento, lista de espera para operaciones y los posoperatorios.

Anuncios

El plan de Comín provocara que al vencer el actual convenio con los dos centros afectados los mismos anunciarán respectivos expedientes de regulación para posteriormente prescindir de 109 y 157  trabajadores de la salud respectivamente, por tanto es inevitable pensar que sí existirán consecuencias sociales y económicas, todo lo contrario a lo que evalúa el Consejero de Salud catalán.    Los directivos de los centros afectados denuncian que las medidas que implantará Comín son sólo maquillaje, que no aportarán ninguna solución y la actual situación se agravará mientras se pone en riesgo la salud de los usuarios, con unas consecuencias impredecibles.

 

  #Gobierno