La región vive momentos decisivos, en menos de un mes se celebrará uno de los comicios más polémicos de la historia española. En exclusiva para Blasting News, Roger Barres, politólogo licenciado en la Universitat Autónoma de Barcelona y miembro del Col·legi de Politòlegs i Sociòlegs de Catalunya descompone la realidad político-social de la Generalitat.

“Los bloques que se van a presentar a las #Elecciones están definidos, si bien los pactos post-electorales están muy abiertos. Por un lado se presenta una lista soberanista unitaria (“Junts pel Sí”). Su objetivo es conseguir la mayoría para liderar el proceso de secesión.

Anuncios
Anuncios

En el mismo bloque soberanista la candidatura de las CUP, formación anti-capitalista e independentista, se presenta por separado, con perspectivas de crecimiento y, posiblemente un papel decisivo después de las elecciones.”

Roger considera que el rol de la izquierda es un tanto ambiguo. “Se presenta “Catalunya sí que es pot” una coalición entre ICV-EUiA y Podem (“Podemos”). Si bien defienden el ““derecho a decidir”” no se han posicionado a favor del actual modelo que está siguiendo el proceso ya que en su seno confluyen soberanistas, federalistas y no-independentistas. Su campaña va a estar centrada en el eje social, sobretodo en contra de las políticas actuales de la Generalitat de Catalunya, liderada por Artur Mas.”

El especialista estima que “la campaña se va a mover entre el debate soberanista, liderado por “Junts pel Sí” y el debate económico-social en que se van a centrar “Catalunya sí que es pot” y probablemente el PP defendiendo su programa económico y la recuperación económica.

Anuncios

Las encuestas no acaban de mostrar claramente cuál va a ser el escenario post-electoral, pero seguramente va a ser un escenario de mayorías complejas donde se verán acuerdos entre formaciones muy distintas y en los que se deberán hacer muchas cesiones”.

Consultado sobre la posibilidad de mantener el Euro, de concretarse la soberanía catalana, Roger es optimista “hay muy pocas posibilidades de que, en el caso que Catalunya se independizara de España, no pudiera mantener el euro. El uso de una moneda en cierto grado es una decisión del país que la usa. Podemos ver muchos casos de países que usan monedas propias de otros estados, también en Europa, dónde además existen euros en estados que no son miembros de la UE, pero tienen acuerdos especiales al respecto. Además, el mantenimiento del euro no es un acuerdo tan complejo como el de adhesión o pertenencia a la Unión, es un acuerdo relativamente más sencillo y que encontraría menos reticencias políticas”.

Un posible acuerdo entre España, la #Unión Europea y #Cataluña para negociar la independencia

“Para mi éste es el punto más relevante del proceso.

Anuncios

En caso de victoria soberanista en las elecciones del 27S la UE se encontrará ante un gran dilema. Las instituciones y líderes europeos se van a encontrar ante la disyuntiva de negociar entre dos de los pilares básicos de la unión: la democracia y la defensa de los estados miembros.”

Consultamos a Roger Barres sobre el hipotético caso de que Cataluña dejase de pertenecer a la UE y las consecuencias que esto le generaría. “Depende mucho del rol que jueguen las instituciones europeas. En el caso que Cataluña se independizara, hay diversas posibilidades; en mi opinión la más probable, si hay un proceso negociado detrás, es la de un período de transición hacia la pertenencia, si así lo decide el nuevo estado juntamente con las instituciones europeas. Tengamos en cuenta que al ser miembro de la UE, Cataluña ya cumple los requisitos de adhesión (tanto político-institucionales como económico-fiscales) y ese proceso sería un puro trámite con una duración determinada por las diversas partes. Este escenario depende en gran medida de la posición que tome España, ya que si se niega a reconocer a Cataluña puede dificultar mucho el proceso.”