Anuncios
Anuncios
3

Nuestros #pensamientos no nacen en el cerebro físico, así como nuestras #emociones tampoco nacen en el cuerpo físico. Ubicamos el nacimiento de las ideas en el cerebro, pero en realidad nacen en un cuerpo más sutil al físico, cada pensamiento o idea es proyectada desde el cuerpo mental y es recibida por el cerebro físico. Igual ocurre con las emociones que nacen en el cuerpo emocional o astral y son "sentidas" en el cuerpo físico. Las sensaciones o lo que percibimos a través de los cinco sentidos físicos si emanan del cuerpo físico, pero como somos mucho mas que un cuerpo físico hay toda una serie de actividades que ocurren en otras #dimensiones que todo el tiempo nos están afectando.

Anuncios

Dominación mental

Si queremos dominar a una persona, no importa el tamaño o la fuerza física que tenga, ni sus habilidades para la pelea, hemos de tener un solo requerimiento: implantarle la idea que deseemos en su cuerpo mental. Quienes tienen acceso consciente a otras dimensiones, sean o no de raza humana, pueden influir en los pensamientos de otros seres humanos. Es decir, para tu convencer a una persona o a un país entero de algo, solo tienes que proyectar una idea, dirigirla al cuerpo mental de esa o esas personas (que recordemos está en otra dimensión) y dejar que se vaya metiendo en su cerebro físico.

¿Y dónde queda el libre albedrío en todo esto?

Si yo solo tengo consciencia de mi cuerpo físico no creería que alguien pudiese implantarme una idea o un pensamiento, que luego genera una emoción y al final me hace actuar de una u otra manera.

Anuncios

Pero la realidad es que existen otras dimensiones y hay millones de seres humanos y no humanos que habitan allí, ese es su mundo, su realidad y pueden influenciar en los pensamientos y las emociones de los seres humanos de la tercera dimensión. Si yo utilizo mi libre albedrío para permanecer en la total ignorancia, estoy escogiendo, y eso va a ser respetado por los seres alineados con la luz y aprovechado al máximo por los seres alineados con el mal.

Experiencia en otra dimensión

Hace mucho años, tuve una experiencia que me cambió la vida, estando en el plano astral o cuarta dimensión me encontré dentro de una gran estructura parecida a un estadio techado, allí había cientos de seres humanos en sus cuerpos astrales pero con caras de hipnotizados. Los seres humanos estaban reunidos en grupos y cada grupo lo dirigían unos seres vestidos de gris que no se les veía bien la cara, les hablaban acerca de temas económicos, políticos, deportivos, educativos, religiosos, sociales y en fin, de todos los temas que mueven a las sociedades en uno u otro sentido.

Anuncios

Me acerqué a algunos grupos, muy sigilosamente ya que si los seres grises me detectaban podían hacerme daño, en unos hablaban de la importancia del capitalismo, la sociedad de consumo, la necesidad de acumular bienes para ser alguien en la vida, tener un seguro, pedir créditos y en otros grupos hablaban del estado socialista en donde todos deben ser iguales, decían que hay que destruir al imperialismo, al capitalismo para implantar una sociedad en donde el poder este en el pueblo, que no hay autoridad ni religiosa ni política que esté por encima del trabajador. A mi me parecía tan loco que estuviesen hablando de temas tan de tercera dimensión en un plano donde la manifestación de la realidad es inmediata que no fue hasta que hube despertado en mi cama que comprendí el mensaje que mi espíritu quería darme.

Esta fue una primera experiencia de como desde otros planos nos van llevando como sociedad a enfrentarnos porque pensamos que esos pensamientos o ideas vinieron de nosotros mismos, pero resulta que para pensar por nosotros mismos tenemos que acelerar la velocidad de nuestro pensamiento y crecer mucho en discernimiento, para lograr esto la vía es la meditación y la oración, no una simple relajación sino profundas y continuas acciones que nos lleven a volver a conectarnos con nuestro espíritu.

Despertando

El día en que la gente despierte y se de cuenta del nivel de distracción al cual hemos sido sometidos por nuestro propio libre albedrío no se lo van a poder creer. Todos los actores de cualquier tema que genera división y guerra, ya sea político en países como Venezuela, España [VIDEO], Estados Unidos o por supuesto religiosos, deportivos y de cualquier otra índole, están siendo manipulados por seres que se dedican a eso. Cual es su finalidad: evitar que despertemos y asumamos de forma responsable nuestro poder como seres humanos.