Anuncios
Anuncios
3

No hay que ser un ilustrado para saber que la política española en los últimos años es desastrosa, por políticos desastrosos. ¿Con lo que podrían haber aprendido de Canovas del Castillo?

Algunos pensadores de la historia dicen que el presidente de cada partido político es el más tonto del partido, es el que pone la cara y por lo tanto la cabeza de turco. Mientras tanto los que realmente mueven los hilos son aquellos a los que menos se ve.

Así que hoy voy a centrarme en Pedro Sánchez. Tengo que aplaudir que se posicione junto al gobierno en lo que al conflicto catalán atañe, pero es que me entra la risa cuando leo algunas de sus manifestaciones.

Anuncios

Acabo de leer en rtve.es un titular que dice así: “Yo era el que iba a romper el #PSOE y España y aquí estamos, echando una mano al presidente del gobierno”.

No deja de ser un comentario con un punto de victimismo, de este que ahora está de moda, a la vez que saca pecho. El victimismo, la acusación y recusación en el PSOE está más que vista, lo que sorprende es lo de sacar pecho.

Antecedentes

No hace mucho, el palomo de Sánchez, hablaba de Nación de Naciones, mientras acusaba al gobierno de sus políticas, se daba la mano con partidos como PODEMOS y le guiñaba el ojo a los nacionalistas catalanes. Después de esta cantidad de actos, que se sepan, nada halagüeños, ahora se posiciona al lado del gobierno y lo menciona como una victoria. Esto, lo de posicionarse al lado del gobierno, el partido de Ciudadanos lo lleva haciendo desde el principio del asunto, es más, estos son más contundentes.

Anuncios

Quieren que el gobierno aplique el art.155 de la CE, intervenga a la Generalitat de Cataluña, y convoque elecciones. Y lo motivan muy bien, se recupera la confianza democrática, se recupera en si la democracia, se cierra un poquito el conflicto social ya que se puede votar legalmente todos los catalanes, con sus garantías democráticas. Es muy sensato la verdad.

Analicemos las palabras de Sánchez.

“Yo era el que iba a romper el PSOE y España y aquí estamos, echando una mano al presidente del gobierno”

En esta frase nos esta diciendo, y posiblemente antes que su partido fuera presidido por la gestora (por lo que rompió el PSOE y lo acercó a la desaparición), que él es un desastre para el PSOE y para España, que era consciente de ello y que una así siguió con sus planes hasta que las presiones políticas le obligaron a apartarse de la vida política. Es consciente por hacer suyas las palabras de “Yo era el que iba a romper el PSOE y España”, a España no porque no podía, pero al PSOE casi lo hace desaparecer.

Anuncios

Era consciente de lo que la gran multitud opinaba de él, incluso de su propio partido. Luego en lo que queda de frase se puede observar un acercamiento al gobierno, como si fuera un: “o me junto con él, o me quedo fuera”. Con las repercusiones que hubiera tenido al dejar a esos socialistas catalanes en Cataluña, que se consideran muy españoles, desprotegidos. Derivándoles al PP o Ciudadanos en unas posibles elecciones futuras.

En realidad... ¿Pedro Sánchez qué ha hecho?

Absolutamente nada, intentar sacar rédito político a la situación para enfocar esta a las próximas elecciones generales. Hasta que uno de sus mejores lacayos salto a la palestra y razonó en las cortes catalanas con bastante sentido común, y me refiero a Miguel Iceta. Aunque quisiera, a mi entender, quitarle hierro al asunto. Siendo el único socialista en activo y directo en plantarle un cara a los nacionalistas radicales.

Dejando rencillas a un lado, he de decir que ya era hora que todos los partidos constitucionalistas se posicionaran del mismo bando para hacer frente a una desestabilización del estado. Ya era hora de dejar los intereses políticos a un lado, aunque PODEMOS no sepa lo que significa esto todavía. Es grato ver como el PSOE manifiesta clara intención de apoyar el 155 si el presidente de la Generalitat de Cataluña no se baja del burro. Es grato ver como manifiesta la intención, en caso de no volver a la legalidad, de convocar elecciones en Cataluña. Lo que más me ha gustado leer es lo que dice Pedro Sánchez como ultimas palabras: “El dedo que presionara el botón del 155 es el de Puigdemont, no el del estado”. Eso lo llevo pensando mucho tiempo aunque algunos me intenten convencer de lo contrario. En lo sucesivo habla de dialogar.

¿Qué le han dicho o como lo ha visto?

Cómo habrán visto la situación político-social en Cataluña, él y los suyos, para dar un giro de 180 grados en sus argumentos. No seamos ingenuos, aunque todo esto parezca razonable, lógico y de sentido común, no os quepa duda de que los intereses políticos están detrás, y el PSOE en Cataluña tendría mucho que rascar. Pero eso sí, y llegado a este punto he de decir, la independencia antes de convocar elecciones en Cataluña debe quedar zanjada, ya que el PSOE en acuerdos con ERC en Cataluña por la presidencia también la pueden liar, no hasta el punto que ha llegado ahora, pero si por darle más alas al independentismo. Y no hay que olvidar que fue con ayuda de Zapater,o quien aprobó el estatuto de Cataluña, lo que dio aún más combustible al independentismo catalán y muy posiblemente el paso clave para llegar a la situación que se ha llegado ahora.

P.D: Por acción u omisión, el PSOE y Sánchez aboga por la unidad de España, y de una u otra manera ha arrimado el hombro. Me alegra tal posicionamiento. Es la primera vez que Sánchez no me obliga a cambiar de canal. #PedroSánchez #UnidadDeEspaña