Anuncios
Anuncios

En 2012, #Marvel hizo algo que era un sueño para muchos: llevar a los Vengadores a la gran pantalla. La película, que de nuevo seguía la fórmula Marvel de la que tanto habló, lograba conseguir reunir a todos los superhéroes de las películas, y con la estupenda dirección de Joss Whedon, ninguno de ellos se quedaba atrás.

#Netflix por otro lado, ha intentado junto con Marvel, reunir a todos los superhéroes de esta plataforma en The Defenders, pero, a pesar de que no es ni mucho menos mala, no logra conseguir el mismo efecto que los Vengadores.

Lenta y colorida

Ya de primeras, la serie arranca lento, entre plano y plano de los cuatro protagonistas que se distinguen bien porque cada uno tiene su paleta de colores: DareDevil usa el rojo, Jessica Jones el azul, Luke Cake el amarillo y IronFist…una mezcla.

Anuncios

De hecho, tardan 3 capítulos en reunirse todos, y esto no sería un problema si no fuera porque la serie tiene ocho capítulos en vez de trece como las demás series.

Tampoco esta lentitud está justificada, ya que Jessica Jones y Luke Cage se unen a la trama de una manera un poco forzada, y rápidamente se llega a la conclusión de que The #defenders es la continuación de DareDevil e IronFist.

Nuestros vecinos y amigos

A pesar de que la trama sigue por el mismo camino que hacían las historias de los dos últimos superhéroes nombrados, yo, como todos, pensaba lo típico de “si están en Nueva York todos, ¿por qué no se ven?”. Y por fin se han encontrado.

Cada uno sigue en su salsa y tienen sus diferencias, pero forman un equipo cuanto menos curioso porque no es tan habitual. Les cuesta confiar los unos en los otros y ninguno quiere pertenecer a un equipo (excepto el pesado de IronFist).

Anuncios

Accion igual que malos

Por otro lado, la serie cuenta con pocas escenas de acción en comparación con DareDevil por ejemplo, y las pocas escenas en las que salen los cuatro son normalitas, no veo esa maña que tuvo Joss en los Vengadores, y por lo tanto, no acabo de verlos como un equipo en combate.

También, decir que Sigourney Weaver como villana está mal aprovechada, ya que no hace realmente nada salvo decir que es la líder suprema. Y más de lo mismo con el resto de la Mano, que a excepción de los que ya conocíamos, no destaca ninguno realmente.

Resumen

Como conclusión, si esperáis ver algo parecido a los Vengadores, The Defenders no lo acaba de ser. Es disfrutable y tiene momentos muy buenos, pero más que una serie sobre un equipo, es la continuación de DareDevil e IronFist junto a los acoplados de Jessica Jones y Luke Cage. Me ha gustado, sí, pero también creo que podría haber sido mucho mejor.