La última broma pesada de Warner y #DC Cómics ha sido el estreno de "#Wonder woman", o como debería llamarse en realidad: "Xena esquelética".

Ha sido un éxito en taquilla

En primer lugar, es una película que no se arriesga lo más mínimo, no se basa en un guión novedoso y fantástico, todo lo contrario. Es convencional, no trata ciertos temas que pueden llevar al espectador a preguntarse sobre política, sociedad, teología, etc. Algo que sí hizo Christopher Nolan con su "Caballero Oscuro".

Por otro lado, la protagonista de la película: Gal Galdot. Wonder Woman es una amazona. ¿Tenemos que repasar lo qué es una amazona? DC y Warner han querido seguir por el camino de colocar seriedad en sus proyectos, algo como "El Caballero Oscuro", dotar de realidad a las películas.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, ¿qué pinta Gal Galdot como la Mujer Maravilla? Nada, esa es la respuesta. Muchos espectadores se han quedado engatusados por ella, entonces Warner ha logrado su objetivo. No pueden engañarnos con a una mujer guapa delante, en minifalda, y toques de guitarra eléctrica de fondo, y a "chuparnos el dedo". La película tiene éxito por esas razones, acción, chroma y una mujer en minifalda. Pensaba que la gente tenía más sentido común.

Demasiado feminismo

Otro argumento es el feminismo a raudales que burbujea de la película cada 0,5 segundos. Un mensaje hipócrita pues, al final de la película, el "muchacho de turno" es el símbolo que recoge la figura del héroe. Y es normal, para vender la película a todos los públicos, hay que hacer que la mujer que es una guerrera, una amazona al 100%, se enamore del "chico guapo" de turno.

Anuncios

Uno que sirve de estímulo para Wonder Woman al final de la película.

La película de Patty Jenkins es una oda al vicio aventurero, al chroma verde que aparece por todos lados, a la acción desmesurada. ¿A qué os suena esto? A una película muy simple, sin esbozos más profundos que hagan pensar a la galería y al público. La película se puede resumir en: "¡Vaya! Qué mala es la guerra, el hombre es malo y debemos combatir!". ¿De verdad? ¿Con esto quiere Warner hacer un buen producto?

En definitiva, si esta es la base sobre la que DC Cómics y Warner Bros. quieren edificar el futuro del universo DC, mal vamos. Hasta ahora las películas de personajes de DC Cómics han sido decepcionantes, con castings deplorables (Will Smith, Ben Affleck, Jared Leto) y directores con complejo de dioses (Ehh, señor Snyder). #Cine