Desde el pasado 20 de enero, Donald #Trump tomó posesión de la presidencia de Estados Unidos. Apenas han pasado 2 meses desde que comenzó su mandato y el magnate ya encuentra oposición hasta dentro de sus mismas filas. Una de las reformas sanitarias que la administración Obama legisló en su momento pretendía ser derrocada por los ideales del nuevo jefe de gobierno, pero al parecer no muchos apoyaron esta postura en el parlamento estadounidense. Al parecer el presidente no deja de buscarse enemigos tras sus muros. El propio Steve Bannon, jefe del consejo de seguridad nacional, ha sido destituido esta misma semana. Este alto cargo no es el único que ha sido invitado cómodamente a irse de su despacho.

Anuncios
Anuncios

En esa caza de brujas que Trump está realizando parece que nadie tiene la oportunidad de salvarse.

Lo cierto es que podría vaticinarse una complicada era para Trump y los suyos. Tiene que ser complicado ver como tus propios partidarios empiezan a odiarte. A decir verdad, los estadounidenses han empezado a despertar de las hipnóticas promesas de Trump, tarde; pero al menos están abriendo los ojos. No sabremos si ciertamente gano las elecciones de forma limpia, pero aun así sigue siendo uno de los hombres que más poder tiene del planeta. Pensar que un individuo inconsciente, homófobo, racista y machista puede apretar un botón y hacer saltar por los aires medio mundo no suele tranquilizar a la gente. Aunque si se piensa bien quizá, Trump, no sea tan poderoso como aparenta.

Anuncios

Un gigante con pies de barro es en lo que se ha convertido. Aun siendo presidente de los Estados Unidos de América, #Donald Trump, no se da cuenta de su gran debilidad. El tiempo solo ha demostrado que los apoyos con los que contaba al principio de su campaña han ido desapareciendo y sus enemigos son más números que los aliados que posee. Puede que estemos presenciando la caída de uno de los grandes gigantes del siglo XXI.

En Internet se han empezado a hacer apuestas sobre cuánto tiempo permanecerá sentado Trump en el Despacho Oval. Las mofas y bromas sobre el presidente son el pan de cada día en la red. La opinión pública es mayoritariamente opuesta a los ideales de Trump. Gracias a la sociedad de la información el mundo entero puede hacerse eco de los despropósitos de esta persona. Parece algo inaudito pensar que el presidente americano pudiera ser destituido, jamás ha pasado una cosa así, pero jamás había habido un presidente como Donald Trump en el poder. #EEUU