¿Hemos perdido el Norte? ¿El mundo entero se ha vuelto loco?

Algo ha pasado y nadie sabe como ha sido, pero la cuestión es que este miércoles nos despertamos de la cama, sabiendo que era festivo en Madrid, que era la Almudena, pero no señores... No nos despertamos celebrando eso, sino compungidos con los resultados de las #Elecciones de EEUU.

Varias han sido las semanas y varios los meses que hemos tenido que convivir con sus campañas electorales, que más que las nuestras propias, parecía que era una decisión mundial en la que todos teníamos voto y palabra.

¿El gran bombazo?

Donald Trump nuevo presidente del país más poderoso del mundo. Parece que todo es como en un cuento de esos de príncipes y palacios que de pequeños nos leían.

Erase una vez, un hombre, un poco excéntrico, con mucho muuuucho dinero que tenía palacios, hoteles, empresas, etc, vamos las cosas que tienen los sumamente ricos, y que se encapricho con llegar a ser el más poderoso. Quería tener el poder sobre el mundo. Ser el Presidente de su país, y resulta, que sin saber de política, ni de como funcionan los entramados interiores del resto de mortales y sus humildes países, se presentó para el cargo.

Nos dejó boquiabiertos y a muchos mudos con sus comentarios xenófobos, racistas y algunos en los que resaltaba el papel de la mujer en la vida y bueno... muchas lindezas más.

Pues señores. Resulta que lo que le faltaba por tener, lo ha conseguido. Dominar el mundo y a todo lo que se menea. Esa fue la noticia con la que amanecí por la mañana. Perdiendo la ilusión que desde siempre me han inculcado, de que el dinero no lo es todo... Este es un claro ejemplo, de que sí... me han estado engañando desde niña, pues el dinero hace que cuando te aburres, busques más dinero, más poder,... Más de todo.

Y mi pregunta es: ¿por qué se manifiesta todo el país americano?

Es obvio que si ha ganado las elecciones, es porque le han votado (a no ser, que haya comprado los votos, cosa que yo personalmente no descarto pues puede hacerlo y bien sabemos que todos tenemos un precio).

La cuestión es que ahí está señores. En la cima con sus ideales machistas y en los que el concepto de gay, se queda en "maricas enfermos", o dónde desea establecer barreras con los países colindantes como México... Esas cosas las ha dicho él durante su candidatura.

¿Será este señor (Donald Trump) capaz de generar un nuevo éxodo y convertirse en un nuevo Hitler?

Miedo me da, por mí y quizá por él, pues algo así, no puede traer nada bueno...

El tiempo lo dirá. #Donald Trump