Los hechos hablan por sí solos. El periódico El Diario publicó la siguiente noticia; el 5 de enero de 2016, una viuda en paro con cuatro hijos a su cargo, robó prendas en un centro comercial por valor de 428 euros. La mujer no llegó sacar las prendas pues fue descubierta a la salida del establecimiento. Tres días después, la mujer tuvo que presentarse en el juzgado para ser condenada a cuatro meses de prisión más el pago de las costas del juicio.

El día 20 de enero de 2016 se hacía pública la sentencia para una profesora jubilada, sancionada por Hacienda con 23.000 euros, por colaborar dando clases de manualidades en la Universidad Popular de Ossa de Montiel (Albacete), por lo que cobraba 91 euros al mes, aparte de su escasa e insuficiente pensión.

Hace una semana, los representantes de una función de títeres para adultos fueron detenidos y juzgados practicamente en el mismo día, con pena de prisión incondicional, por hacer una obra, de carácter político, llena de sátiras e ironías sobre la #Corrupción policial y del estado. Las lenguas desinformadas hablan de apología al terrorismo en la representación por sacar un cartel que parecía enaltecer a una banda terrorista. Dentro del contexto, y como se puede ver claramente al ver la función completa, el verdadero motivo de la aparición de este cartel es una critica feroz al sistema y hace una referencia clara y evidente a cuando Mariano Rajoy, acusó a la banda terrorista ETA como únicos responsables del atentado de Atocha. (Véase "Reacciones políticas a los atentados del 11 de marzo" en Wikipedia)

El único error cometido en este último caso, fue programar una función para adultos, dentro de un espacio infantil.

Un error que no se ha llevado ninguna vida como pasó en el espantoso caso del Madrid Arena, en el que las autoridades judiciales no se están dando ninguna prisa por juzgar y sentenciar a todos los responsables.

Si hay algo que indigna y hastía a muchos españoles, son las continuas muestras de estos abusos de poder por parte de las distintas autoridades del país. ¿Por qué la justicia en España no funciona igual para todos? ¿por qué está más penado robar o "estafar" para poder comer o llegar a fin de mes, que por avaricia?

Pero la pregunta, sin duda, que más nos hacemos muchos, es... ¿por qué gente acusada de robar cantidades desorbitadas de dinero siguen ocupando importantes cargos y para ellos la justicia parece ser de lo más torpe e ineficiente, aun cometiendo delitos muchos más graves que otros ciudadanos "normales"?.

Esta es la gran verguenza de un país cada vez más despierto, más informado y más cansado de todas las manipulaciones perpetradas por todos aquellos que ostentan poder y abusan de él. #Casa Real #Política Madrid