Ya conocíamos cómo es Vox, partido escindido del PP que parecía que se iba a llevar cientos de miles de votos en las Europeas, que al final fue un simple rasguño de ellos, y en las Municipales menos aún. También conocíamos que es intransigente del todo con los independentistas catalanes, y sus métodos para ello también, pero cuando la reciente manifestación feminista del pasado sábado contra la violencia de género, este partido ha sorprendido desagradablemente.

¿Por qué? Por que en un asunto tan delicado como éste, donde el PP no comparte el discurso feminista, pero al menos tiene la delicadeza de no caer en lo más bajo públicamente, el pasado sábado, cuando se iba a leer el Manifiesto final de la manifestación, un grupo de militantes de Vox interrumpieron a quien iba a leerlo, con gritos de “¡Feminazis!” y “¡La violencia no tiene género!”

La Policía tuvo que llevarse a ese grupo de gente, y lo más sorprendente, que deja peor aún a este partido, fue que en Twitter circuló la noticia, con foto incluida, de que Vox habría colado a un grupo de mujeres para hacer bulto en su contramanifestación.

Anuncios
Anuncios

En la foto se ve a esas mujeres con pancartas como “Educar en valores, no en género”, “No al machismo, no al feminismo” y otros parecidos. No parece nada extraño, hay mujeres con esas ideas. Pero en la foto se podía apreciar un extraño detalle: había varias mujeres de rasgos asiáticos. Aunque casi todas llevaban gafas de sol, se podía ver que eran chinas o japonesas. Sólo una de las mujeres del grupo parecía occidental, de pelo rubio.

La extrañeza de tan peculiares simpatizantes de Vox recorrió la Red, desatando la ironía de los navegantes, diciendo que el partido ya era internacional, al haber captado seguidoras chinas. Pero si fuera cierto esto del todo, Vox tendría que cambiar de asesores, pues su actitud es chapucera, cutre y carente de toda delicadeza, que hay que tener en un asunto en donde cada año hay muchos asesinatos.

Anuncios

Hace meses, cuando las elecciones andaluzas, el candidato de Vox, que no obtuvo ningún escaño, obtuvo el apoyo de un famoso torero divorciado que salió escaldado de los trámites del mismo. El partido prometía acabar con lo que ellos describían como una dictadura de las mujeres contra los hombres en general.

Pero, aunque no quieran reconocerlo, esa #Violencia de género de hombres contra mujeres existe. He estado un par de días en Oviedo por asuntos personales. El nuevo Ayuntamiento ovetense, de Podemos, apoyó la manifestación del sábado, mantiene la pancarta “Contra la violencia machista” en su balcón. Además, este domingo hubo un asesinato de una mujer en Oviedo por su pareja, que conmovió a la capital asturiana. El lunes por la tarde, cerca del Teatro Campoamor, un grupo de mujeres cortó el tráfico durante un buen rato haciendo una cacerolada y gritando consignas “No es un caso aislado, es el Patriarcado”.

Quieran o no los de Vox, el asunto existe y es muy grave. Ellas no se quejan por llamar la atención, ni por que odien a los hombres, ni nada de eso.

Anuncios

Me gustaría saber si estos señores sufrieran la pérdida de una hija suya a manos de su novio o marido, llamarían de esa manera a las feministas en general.

Ya no estamos en aquellos tiempos en que si un marido engañado asesinaba a su esposa adúltera, la Ley le perdonaba. El adulterio ya no es delito, y el asesinato sí. Algo que parece increíble para la gente actual, pero que ocurrió en realidad. No es ninguna idea descabellada de los guionistas de “Amar es para siempre”.